Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 26 de junio de 2013

Dieta de 3 días para mejorar la piel.


¡Créalo!, en sólo tres días usted podrá ver beneficios considerables en su piel si sigue cuidadosamente cada paso de la dieta que a continuación le presentamos. No le exigirá grandes sacrificios y su epidermis se lo agradecerá.

La piel no sólo delata la edad, sino también el estado anímico y, sobre todo, el de la salud. Vea usted, tras unos días de enfermedad será inevitable que luzca arrugada y flácida, tal como sucede si la exponemos demasiado al Sol, vivimos bajo estrés, la sometemos a continuos desvelos o descuidamos la alimentación.

Dejar atrás las desagradables consecuencias de lo que hemos referido puede ser apremiante, por ejemplo, si tenemos en puerta una cita importante, como una presentación de trabajo o un evento social, razones suficientes por las que necesitamos recuperarnos lo antes posible. Bien, pues llevarlo a cabo es posible si se sigue al pie de la letra esta dieta, la cual en sólo tres días le permitirá lucir radiante y con la energía que requiere para ese evento especial.

El siguiente régimen tiene como base conceptos del Dr. Nicholas Perricone, exprofesor de Dermatología en la prestigiada Universidad de Yale (Estados Unidos) quien argumenta en su libro La receta Perricone que las señales de envejecimiento como arrugas, piel flácida, párpados caídos o bolsas debajo de los ojos son resultado de un proceso inflamatorio que contribuye enormemente a la aparición del envejecimiento cutáneo y de todos los órganos y tejidos, en otras palabras, a la generación de la mayoría de las enfermedades y condiciones degenerativas.

De acuerdo al investigador norteamericano, factores como deficiente alimentación, exposición al Sol y contaminación ambiental, jabones de mala calidad, estrés, falta de sueño y deshidratación favorecen la formación de radicales libres, compuestos que aceleran el envejecimiento de las células y promueven la liberación de moléculas inflamatorias.

En el caso de la piel, la reacción en cadena da lugar a la activación de proteínas dañinas, como las colagenasas, que consumen el colágeno (sustancia que genera el organismo para dar fortaleza a la piel) de la dermis, cuyo resultado es la aparición de arrugas y pérdida de firmeza. No obstante, este problema puede ser detenido y reparado, ya que al "minimizar la inflamación se puede prevenir el envejecimiento acelerado", acota el Dr. Nicholas Perricone.

Para prevenir la producción descontrolada de radicales libres el organismo cuenta con un sistema de control, es decir, crea los llamados antioxidantes, pero no siempre es suficiente la cantidad generada para contrarrestar el efecto. No obstante, se puede recurrir al consumo de los nutrientes que contrarrestan la oxidación de los radicales libres, como el aceite de oliva extra virgen que contiene polifenoles, eficaces antioxidantes-antinflamatorios. Además, los ácidos grasos que en él se incluyen proporcionan una defensa crucial frente al efecto de envejecimiento celular.

El menú de los tres días también incluye elementos que contemplan en su composición vitaminas antioxidantes y grasas omega-3 (presente en lechuga y salmón, sardina y atún), los cuales fortalecen y protegen la membrana celular. Para la reparación de las células dañadas también son importantes las fuentes de proteínas de buena calidad, como huevo y pescado.

"El alto consumo de azúcar produce una serie de reacciones químicas en el organismo que causan inflamación -refiere el investigador Perricone-. La explicación está en que la glucosa en grandes concentraciones interactúa con minerales del cuerpo y forma radicales libres que aceleran el envejecimiento. Por otra parte, las moléculas de azúcar tienen tendencia a pegarse sobre las fibras de colágeno, lo que hace que la piel pierda elasticidad".

Previo al inicio

Antes de empezar la dieta de los tres días para el cuidado de la piel es de suma importancia que tomar en cuenta algunas indicaciones que le serán de mucha utilidad:

Deberá elegir los días consecutivos en que sus actividades no interfieran con la alimentación, es decir, evitar compromisos sociales, familiares y laborales que pudieran impedirle seguir paso a paso el régimen.
Comerá única y exclusivamente lo que está en el menú, cumpliendo rigurosamente con cada porción.
Por sus componentes, el salmón es indispensable en la dieta, por lo cual deberá consumir dos porciones frescas al día; no se recomienda el tipo ahumado por su alto contenido de sal, pero puede comer el de lata y agregarle un poco de mayonesa o limón sólo una vez al día.
Durante estos tres días comerá prácticamente lo mismo; por ello es importante empezar, siempre, con la proteína (contenida en el huevo), para retrasar la absorción de los carbohidratos (en la avena), evitar que aumente la glucosa y que se active la insulina, hormona que desencadena radicales libres.
Beberá, por lo menos, ocho vasos con agua al día.
Se olvidará completamente durante este periodo de refrescos y alcohol.
Es importante que elimine el café de su dieta, ya que eleva los niveles de cortisol e insulina, hormonas que aceleran el envejecimiento y favorecen el almacenamiento de grasa en el cuerpo; sustitúyalo por té verde que contiene antioxidantes que disminuyen el envejecimiento y bloquean la absorción de las grasas en un 30%.

Dieta de los tres días

Al levantarse

1 vaso con agua natural, sin saborizantes ni azúcar.
Desayuno

Omelet hecho con tres claras y una yema de huevo.
100 gramos de salmón a la parrilla.
½ taza de avena integral cocida.
Una rebanada de melón.
¼ de taza con fresas, moras, cerezas o zarzamoras.
Mínimo, un vaso con agua
Comida

150 gramos de salmón a la parrilla, atún enlatado en agua o sardinas en aceite de oliva.
2 tazas de lechuga romana aderezada con aceite de oliva extra virgen y limón al gusto.
Una rebanada de melón.
¼ de taza con fresas, cerezas, moras o zarzamoras.
Por lo menos, 1 vaso con agua.
A media tarde

50 gramos de pechuga de pollo (sin piel) asada.
4 avellanas sin sal.
½ manzana verde.
1 vaso con agua.
Cena

150 gramos de salmón a la plancha.
2 tazas de lechuga romana aderezada con aceite de oliva y limón al gusto.
1 taza de espárragos hervidos, brócoli o espinacas, aderezados con aceite de oliva.
Una rebanada de melón.
¼ de taza con fresas.
Agua, al menos un vaso.
Antes de acostarse

50 gramos de pechuga de pavo o pollo (sin piel) asada.
½ pera o manzana verde.
3 ó 4 almendras o aceitunas.
Mínimo, un vaso con agua simple.
El Dr. Perricone indica que su plan rejuvenecedor culmina con media hora diaria de ejercicio, que bien puede ser caminar, correr, nadar o hacer pesas, ya que la actividad física tiene acciones antiinflamatorias y contrarresta el estrés, que igualmente daña a nivel celular todo el organismo; el investigador asegura que en tres días se nota la diferencia, no sólo en cómo se luce sino en cómo se siente.

Dado que la mala alimentación es responsable del envejecimiento rápido y prematuro, también lo es del cansancio crónico, la flacidez muscular y el bajo funcionamiento cerebral. Es así que la dieta de los tres días nos ayudará notablemente a mejorar estos aspectos.

Bien dicen algunas personas que una cosa es la edad que representamos, otra la que sentimos y una más la que en realidad tenemos. Por ello, nunca hay que descuidar nuestra piel.






Tagged:



Aclaración Importante sobre el contenido de Dietasfacil.com: Esta Web es meramente informativa, antes de realizar cualquier dieta debe consultar con un especialista.