Portada » Salud » Jarabes naturales para la tos y limpiar los pulmones
Salud Tratamientos

Jarabes naturales para la tos y limpiar los pulmones

La tos es una afección muy molesta que se produce para despejar las vías de alguna molestia, si ocurre ocasionalmente no es problema, pero cuando dura más de lo normal causa otras molestias como dolor de pecho e irritación de garganta, en este artículo te daremos dos recetas de jarabes naturales para la tos que son muy efectivos.

Jarabes naturales para la tos

Rectas de jarabes Naturales

Estas recetas naturales te ayudarán a tratar la tos y limpiar tus pulmones de una manera totalmente natural.

Jarabe para la tos con jengibre

El jengibre actúa como un descongestionante natural y también alivia el dolor de garganta, gracias a sus propiedades anti-inflamatorias, antioxidantes, antivirales y antibacterianas.

Ingredientes:

Jengibre, Miel cruda, 2 limones, Agua.

Preparación:

Pelar un trozo de raíz de jengibre y cortarlo en rodajas. Ralle los 2 limones, vierta una taza de agua en una olla, añada 1/4 de taza de rodajas de jengibre, 1 ½ cucharadita de cascara de limón, ponga a hervir por 5 minutos, baje del fuego y deje reposar, vierta una taza de miel y vuelva a calentar sin dejar que hierva, añada el jugo de limón una vez que baje del fuego, mezclar bien, deje reposar y coloque en un frasco de vidrio donde pueda almacenar.

Leer
Los beneficios del brócoli para mejorar la salud

Jarabe de cebolla y miel

La miel es otro remedio honrado para ayudar a calmar la tos y la garganta. Además, tiene propiedades antioxidantes y antimicrobianas que ayudan a combatir las infecciones del tracto respiratorio superior.

Ingredientes:

1 cebolla morada, agua, ¼ cucharada de miel.

Preparación:

Pela la cebolla y córtala en cubos, llévala a la licuadora con un poco de agua y bate hasta obtener una mezcla homogénea, retira de la licuadora y lleva a un bol donde puedas mezclar, coloca la miel y mezcla muy bien hasta integrar todo, coloca la mezcla en un frasco de vidrio que pueda cerrar herméticamente y reserva en la nevera para tomar una cucharada tres veces al día.

Comentarios