12 consejos sobre cómo aumentar el apetito de forma natural

Mujer comiendo saludable para aumentar el apetito

Podemos encontrar muchas razones para perder el apetito, entre ellas medicinas, malnutrición y algunas enfermedades. Por eso, la solución obvia de comer más puede no tener efecto. Sin embargo la clave aquí sería aumentar el apetito.

La falta de apetito puede provocar incluso varios problemas para la salud. La malnutrición es una de ellas, y puede causar cansancio e irritación, y si no se trata, puede debilitar el sistema inmunitario, lo que puede provocar otros problemas de salud y deshidratación. Por lo tanto, es fundamental saber cómo aumentar el apetito naturalmente y buscar el motivo exacto de lo que lo está causando esto.

Aunque puede haber varios motivos para la falta de apetito, los más comunes son problemas de digestión, nerviosismo, trastornos emocionales, tensión, ansiedad o depresión. Otros problemas pueden ser más graves, como el estrés, la pérdida de empleo, el fallecimiento de una persona cercana, enfermedades como la gripe y las infecciones, la anorexia nerviosa y las drogas legales e ilegales. Además, a menudo los malos hábitos alimenticios en el momento de comer entre las comidas pueden eliminar el hambre en el momento de las comidas principales, y la falta de apetito también puede ser un síntoma de un problema más grave.

A continuación encontrarás varios medios caseros de aumentar el apetito naturalmente que te ayudarán a mejorar tu sistema digestivo y a evitar cualquier problema de salud.

1. Jengibre para aumentar el apetito

El jengibre puede ayudar a mejorar la digestión y ayudar a eliminar los gases intestinales que se producen durante la digestión. La mejor manera de consumirlo es agregarlo a tus alimentos. Para obtener resultados más rápidos, añade la mitad de una cucharada de jengibre en polvo en tu té, y la mejor forma de endulzar es con la miel.

2. Hortalizas y vegetales

Algunas verduras son conocidas por contener ciertos ingredientes que ayudan a la digestión, y con ello ayudan a mejorar el apetito. Un buen ejemplo es el rábano rallado y crudo que puede mezclarse en un aperitivo, la cebolla blanca y el pepino, ambos crudos, también tienen propiedades que ayudan a abrir el apetito. Los tomates también pueden lidiar con la indigestión y pueden ayudar a mejorar el apetito. Además de comerlos en la ensalada, se puede añadir en salsas, sopas y otras recetas.

Otro dato interesante es el consumo regular de alimentos amargos, que también ayudan a mejorar la secreción de jugos digestivos y a aumentar el apetito.

Además, los vegetales verdes, como la rúcula, la col, la achicoria, la escarola y el berro, también ayudan en la digestión y son importantes para quienes buscan cómo aumentar el apetito de forma natural. También ayudan al cuerpo a producir más jugos y enzimas digestivas También ayudan a romper alimentos grasosos en particular para que puedan ser absorbidos fácilmente por el organismo.

3. Aumentar el apetito con especias carminativas

Durante el proceso de digestión, algunos gases se producen en el intestino, y su presencia nos hace sentir incómodos y nos hace sentir pesados. Otro punto negativo es que también interfieren en el intestino para digerir los alimentos presentes, y como resultado, el gas abdominal provoca falta de apetito e hinchazón. Para ayudar con esa incomodidad, busca las especias carminativas. Tienen propiedades que ayudan a liberar los gases y tienen una poderosa acción digestiva.

Las hierbas carminativas se encuentran fácilmente, algunos buenos ejemplos son: cilantro, menta, pimienta negra y canela. Al añadirlas en tu cocina, notarás un cambio gradual en tu apetito. Una buena pista de cómo usarlas sería en el condimento de tu ensalada y verduras con una de esas especias.

4. Patata dulce o batata

La patata dulce es un tubérculo que ayuda a la digestión, puede ser útil para el dolor de estómago y para abrir el apetito.

5. Pimienta

No hay nada mejor que la pimienta para acelerar el metabolismo y hacer la comida aún más sabrosa. Hay estudios que indican que la pimienta no solo acelera el metabolismo, sino que también ayuda a aumentar el apetito. Intenta condimentar ensaladas, huevos, pimentón y platos calientes como sopas y cremas.

6. Frutas

Algunas frutas son conocidas como estimulantes del apetito, entre ellas están las uvas, manzanas y zarzamoras. Algunos de estos frutos contienen componentes que ayudan a mejorar la digestión y, por tanto, a aumentar el apetito.

A menudo, los problemas de apetito pueden ser el reflejo de un estilo de vida no saludable. Las personas sedentarias y que fuman son las más propensas a tener problemas de apetito.

7. Haz una actividad física para aumentar el apetito

Muchos asocian el ejercicio con la pérdida de peso, pero también ayuda en la ganancia de peso y en el aumento del apetito, después de todo.

Un buen consejo es hacer una caminata de 15 minutos a una hora, y se recomienda practicar de dos a tres veces por semana. Nada mejor que la actividad física para los que buscan cómo aumentar el apetito de forma natural.

8. Mantén el estrés y la preocupación lejos de ti

A menudo, con las preocupaciones cotidianas, nos olvidamos de comer, u optamos por alimentos más fáciles e industrializados, como chocolates y comida rápida.

Intenta encontrar una salida para controlar tu estrés y olvidar un poco las preocupaciones cotidianas. Una buena recomendación sería un masaje, tomar un par de días libres, acupuntura o incluso una conversación y salir con amigos.

9. Come con más gente y pruebe nuevas recetas

Comer solo y tu propia comida a veces termina cayendo en la rutina y termina siendo tedioso, además, puedes sentirte solo y sin inspiración, ya que tendrás que hacer comida solo para ti mismo.

Intenta llamar amigos, familia o unirte a algún grupo comunitario. Eso hará que experimentes comidas y condimentos nuevos hechos por otras personas, o si haces la comida, te animará a preparar recetas diferentes.

10. No establezcas reglas fijas

En lugar de tratar de comer mucho en las tres comidas principales (desayuno, almuerzo y cena), intenta comer menos porciones más veces al día, es decir, pequeñas porciones entre 6 y 7 veces al día. Pero elije bocadillos más calóricos y nutritivos, como mantequilla de maní, frutas secas y jugos hechos en casa con frutas, yogur y leche. Las calorías consumidas a través de aperitivos y comidas principales se suman y nunca te sentirás completamente satisfecho, haciendo que comas mejor y más.

11. Cambia tu menú

Para no cansarte de los mismos alimentos, intenta hacer un cambio en tu menú como comprar un libro de recetas o comprar una revista mensual para buscar nuevas recetas. No olvides añadir especias, cebolla, ajo, hierbas frescas, verduras, carne y granos enteros para intensificar y cambiar el sabor.

12. Consulta a tu médico

Vale la pena recordar que, como se ha visto anteriormente, la falta de apetito puede ser causada por muchas razones. Si estás usando antibióticos, en tratamiento para alguna enfermedad como el cáncer, u otros medicamentos que pueden estar inhibiendo tu hambre, vale la pena consultar con un médico para analizar detalladamente tu problema.

Basándose en eso, puedes incluso prescribir algunas vitaminas o medicinas para aumentar el apetito, haciendo que el tratamiento actual no se vea afectado por una futura desnutrición, porque como sabemos, un problema lleva al otro.