4 remedios caseros para tratar un dolor de muela

El dolor de muela es un tipo de situación que además de ser muy molesta, es una de las más comunes que se suele experimentar en algún momento de nuestra vida. Es importante que le prestemos la atención necesaria ya que en ocasiones se trata de una alerta sobre algo que no está bien en la boca.

tratar un dolor de muela

En la actualidad el tratamiento de un dolor de muelas es muy accesible y en realidad no implica muchas complicaciones, pero hay ocasiones en las que no tenemos acceso a un consultorio o no contamos con los medicamentos para aliviar el dolor. Es por este motivo que te sugerimos algunos remedios caseros para un dolor de muelas.

Métodos caseros y naturales para tratar un dolor de muelas

Lo indispensable es conocer a fondo que todos los tratamientos naturales no deben nunca suplantar los requerimientos médicos en casos de gravedad o problemas que pueden desencadenar en problemas más complejos. Por ello es siempre importante la prudencia y en el caso de un dolor de muelas agudo y constante, es necesario que un especialista atienda el caso.

1. Higiene bucal.

La prevención siempre será la mejor herramienta para combatir contra los problemas de salud. En la mayoría de los casos es la concentración de bacterias las que provocan este tipo de afecciones como el dolor de muelas.

  1. Usa un poco de hilo dental directamente en la muela que te causa dolor. Intenta que no quede ningún residuo.
  2. Cepíllate igual que lo haces habitualmente.
  3. Usa enjuague bucal.

2. Perejil.

perejil

El perejil es una planta con propiedades antinflamatorias, así que será ideal para calmar la zona afectada.

  • Mastica varias veces al día un poco de perejil fresco.
  • El dolor se calmará poco a poco, además se va a neutralizar el mal aliento.

3. Usos de la sal para tratar el dolor de muelas.

La sal es un ingrediente con el que calmarás el dolor de muelas por su poder antiséptico en caso que esté siendo causado por un absceso o una infección.
Diluye sólo una cucharada de sal en medio vaso y úsalo para hacer gárgaras en cuanto termines de comer.

4. Usa las propiedades del ajo.

El ajo tiene propiedades antibióticas y combate las inflamaciones, así que es uno de los ingredientes ideales para hacer frente a las infecciones.

  • Tritura un pequeño trozo de ajo para que así concentres su jugo.
  • Aplica directamente el jugo sobre tu muela y la encía si es el caso.
Vota esta publicación