8 ventajas del jugo de zanahoria: para los ojos, la piel, inmunidad y más

Zanahorisa partidas y vaso de jugo de zanahoria

La zanahoria está entre las verduras clasificadas como raíces tuberosas. Conocido como uno de los alimentos más ricos en betacaroteno, un potente antioxidante responsable de su color naranja, sigue siendo fuente de fibras, minerales como fósforo, potasio, calcio y sodio, vitamina A, vitamina B2, Vitamina B3 y vitamina C. Por eso tomar jugo de zanahoria es recibir todos sus beneficios de manera directa.

8 Razones para incluir el jugo de zanahoria en tu día a día

Una gran manera de garantizar el consumo es a partir de la preparación de un jugo que, al igual que los de frutas u otros vegetales, preserva todos los nutrientes. En este artículo presentamos ocho razones para añadir el jugo de zanahoria a tu dieta alimentaria.

1. Acelera el metabolismo y ayuda a perder peso

La zanahoria está entre los alimentos que son más resistentes a la digestión, lo que hace que el organismo gaste más energía durante el proceso. Con eso, acelera el metabolismo, ayuda a quemar calorías y ayuda a perder peso. Al mismo tiempo, el jugo de zanahoria también contribuye a aumentar la producción de bilis por el hígado, lo que favorece aún más esta acción.

Además, tiene pocas calorías y es un excelente sustituto para refrescos u otras bebidas azucaradas, lo que también contribuye a adelgazar.

2. Fortalece la visión

Debes haber oído que la zanahoria es buena para los ojos, ¿no? Y es cierto, este es uno de los beneficios atribuidos al betacaroteno, que garantiza mucho más que el vibrante color naranja de la zanahoria. Se convierte en vitamina A durante el proceso de digestión, ayuda a proteger la superficie de los ojos y a fortalecer la visión.

Beber zumo de zanahoria puede inhibir varios trastornos oculares, como degeneración macular, catarata y ceguera. Las zanahorias también contienen luteína, un antioxidante que protege los ojos contra ciertos tipos de luz dañina. Un estudio, por ejemplo, realizado en 1994, descubrió que la luteína estaba asociada con un menor riesgo de degeneración macular, enfermedad que causa pérdida de visión.

3. Garantiza una piel más sana

Además de combatir a los radicales libres, retrasando el proceso de envejecimiento, el jugo de zanahoria contribuye en gran medida a evitar y recuperar problemas de piel, como la psoriasis – enfermedad que provoca descamación de la piel o erupción cutánea.

La vitamina C presente en el jugo, además de actuar como antioxidante, también tiene propiedades curativas que ayudan a recuperar más rápidamente heridas externas y traumas. El betacaroteno actúa además reduciendo la inflamación, acelerando los procesos de cicatrización.

4. Fortalece el sistema inmunológico

Una buena manera de fortalecer el sistema inmunológico y ayudar al cuerpo a combatir infecciones es asegurar el consumo diario de jugo de zanahoria. Los nutrientes presentes en él, en particular los que tienen efectos antioxidantes, son también un importante refuerzo para garantizar una mayor protección del organismo.

5. Reduce el riesgo de desarrollar neoplasias malignas

Esta es otra acción atribuida a los antioxidantes presentes en el jugo de zanahoria, que, al combatir a los radicales libres, ofrecen, al mismo tiempo, protección contra el desarrollo de diversas neoplasias.

Un estudio, en el que el extracto de zanahoria se utilizó durante 72 horas para el tratamiento de células de leucemia y células control no tumorales, demostró que indujo la muerte celular e interrumpió la progresión de la enfermedad. Esto sugiere que las zanahorias pueden contener productos químicos bioativos, eficaces para el tratamiento de la leucemia.

Otro, realizado con hombres más jóvenes, constató que una dieta rica en betacaroteno puede ofrecer también protección contra el cáncer de próstata.

6. Contribuye a reducir los niveles de colesterol

El consumo de zumo de zanahoria al menos tres veces por semana también fomenta una mayor producción de bilis, que ayuda a reducir la grasa, lo que naturalmente contribuye a reducir los niveles de colesterol malo, el LDL. Además, es una excelente fuente de potasio, que ayuda a mantener estos niveles en equilibrio reduciendo el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

7. Garantiza un embarazo más saludable

Los nutrientes presentes en el jugo de zanahoria también aportan beneficios tanto para la madre como para el feto durante el embarazo. El calcio ayuda al feto a desarrollar cartílagos y huesos fuertes al mismo tiempo que el ácido fólico (vitamina B9) previene de defectos congénitos.

Además, las propiedades antioxidantes de la vitamina C y la vitamina A protegen contra la acción de los radicales libres reduciendo el riesgo de infección.

8. Mejora la función cerebral

Otro beneficio del betacaroteno es mejorar las funciones cognitivas como el pensamiento y la memoria, evitando, o incluso suavizando, los síntomas de demencia que pueden aparecer con la edad.

Entre los factores que pueden causar daño a las células cerebrales está el estrés oxidativo, que impide la regeneración de estas células y del sistema nervioso, debilitando la señalización y reduciendo las funciones cognitivas. El betacaroteno actúa también para reforzar estas funciones.

Por ejemplo, un estudio realizado con trabajadores expuestos al plomo tratados con 10 miligramos de betacaroteno durante un período de 12 semanas reveló que, después del tratamiento, el grupo que recibió betacaroteno tenía menos estrés oxidativo.

Posibles efectos secundarios

Incluso con todos los beneficios que ofrece el jugo de zanahoria para la salud, es importante moderar su consumo. Jugos preparados con frutas y vegetales contienen poca o ninguna fibra, ofreciendo menor saciedad. Por otra parte, una alta ingestión de betacaroteno también puede pigmentar la piel, atribuyéndole una apariencia más anaranjada. Después de todo, esa sustancia es responsable del color de la zanahoria.

El consumo de zanahorias crudas o cocidas ofrece la saciedad de las fibras y es más adecuado para los que quieren perder peso. Sin embargo, el jugo permite una absorción más rápida de los nutrientes.

Según el sistema de salud de la Universidad de Medicina Stanford, son necesarias cinco zanahorias para preparar un vaso de jugo, que permite desde estimular el sistema inmunológico hasta alcanzar objetivos como la pérdida de peso.