Almendras, ¿por qué incluirlas en tu alimentación?

Tazón almendras

¿Qué son las almendras?

Las almendras son una fruta aceitosa exageradamente rica en nutrientes como fibra, proteínas, vitamina liposoluble E, magnesio, vitamina B2 y fósforo.

Además de esto, es muy simple introducirla en la dieta, por el hecho de que puede consumirse de múltiples formas, como por ejemplo: entera, rallada, como harina, aceite, leche y mantequilla.

La cantidad de beneficios de la almendra es enorme, aun en pequeñas porciones.

Sus propiedades son muy eficaces para perder peso, y asimismo ayuda al cuerpo a luchar contra las enfermedades, siendo una potente fuente de energía.

A continuación, te decimos por qué debes consumirla con mayor regularidad:

Mantiene el colesterol en la medida adecuada

Se sabe que la almendra es rica en grasas buenas, por lo que es una enorme aliada para mantener bajo control el colesterol malo.

A su vez, fomenta el incremento del colesterol bueno, que extrae moléculas de grasa de la sangre.

A consecuencia de este beneficio, las almendras reducen el peligro de infartos.

Las almendras son tan significativas en la reducción del colesterol malo que diversos estudios han probado que se debe a la vitamina liposoluble E contenida en sus nutrientes.

Este alimento es la mayor fuente de vitamina liposoluble E en la naturaleza.

Ayuda a combatir el desarrollo del cáncer

Las almendras están diseñadas para prevenir cualquier clase de cáncer, pues es rica en antioxidantes, que atacan a los radicales libres del organismo y asisten a recobrar las células dañadas.

Los estudios señalan que la almendra es particularmente eficiente contra el cáncer de colon, en tanto que ayuda a pasar el alimento por el órgano.

Las almendras son perfectas para bajar de peso

Ya que son ricas en proteínas, fibras y grasas no sobresaturadas, las almendras aumentan la sensación de saciedad, con lo que comes menos y ves los resultados en la balanza.

Las almendras son ricas en grasa sana, contribuyen al metabolismo, y ayudan a que tu cuerpo pierda más grasa, por el hecho de que reduce tu apetito.

Tener dieta baja en calorías, y al mismo tiempo consumir almendras, es considerablemente más eficiente para perder peso. Un buen consejo para quien desea perder peso es emplearlas como postre.

Puedes consumir barras de cereales ricas en almendras y usarlas para reducir la sensación de hambre.

Retrasa el envejecimiento de la piel

Otro beneficio de la almendra está relacionado con la piel. Los antioxidantes presentes en la fruta resguardan la piel contra el agobio oxidativo y crean una barrera más eficiente contra los rayos UV, con lo que se previene del envejecimiento temprano.

La vitamina liposoluble de tipo E ayuda a las proteínas de colágeno y elastina, que unen las células de tu piel y liberan los daños de los radicales libres.

Recuerda que el colágeno y la elastina son esenciales para una piel limpia, saludable y sin arrugas.