Aorende a desintoxicar tu hígado para poder bajar de peso

Cómo limppiar el hígado para bajar de peso
Dietas Faciles
Escrito por Dietas Faciles

La mayoría de las personas no piensan en la salud del hígado en términos de pérdida de peso, pero el hígado es responsable de ayudar a metabolizar la grasa. Produce bilis, que descompone la grasa al tiempo que funciona como un filtro para limpiar las toxinas de nuestra sangre, lo que nos ayuda a sentirnos energizados. Optimizar la salud del hígado puede ayudarte a perder peso y alcanzar tus metas atléticas.

Hígado tóxico y acumulación de grasa

La mayoría de las personas luchan con hígados sobrecargados debido a una dieta y estilo de vida tóxicos. Esto significa que sus cuerpos son ineficaces para la digestión y la descomposición de las grasas, lo que resulta en un aumento de peso, sensación de pesadez, hinchazón y lentitud. Por lo tanto, el papel del hígado es crucial para la circulación eficiente, el metabolismo y la descomposición de las grasas. No hay otro órgano como este.

¿Qué relación existe entre el hígado y la imposibilidad de bajar de peso?

La salud de nuestro hígado es fundamental. Si no cuidamos el hígado adecuadamente, éste puede llegar a acumular toxinas e incluso puede derivar en hígado graso. Además, no podemos pasar por alto que si el hígado se sobrecarga nuestro sistema inmunológico empezará a debilitarse y sufriremos muchas más enfermedades. ¿Vale la pena? Desde luego que no.

A su vez, tampoco debemos olvidar que la obesidad ejerce a su vez una peligrosa espiral: la acumulación de grasa o el exceso de tejido adiposo en el cuerpo  favorece muchas enfermedades hepáticas como el hígado graso, cardiovasculares y diabetes. A su vez, la presencia de lípidos y toxinas en el hígado hace más problemático el esfuerzo por perder peso.

Cabe destacar, además, que el hígado es el órgano principal que quema grasa.Se necesita que tanto él como la vesícula biliar trabajen en equipo para procesar y depurar las grasas. Si ambos están llenos de toxinas, nunca podrán ejecutar adecuadamente su trabajo. Así que vale la pena aplicar a nuestra cotidianidad los siguientes consejos para poder mantener sanos tanto el hígado como la vesícula y así, conseguir perder peso de forma saludable.

Pasos de acción para una salud óptima del hígado

  1. Comienza el día con ½ limón exprimido en 1 taza de agua tibia.
  2. Consume la mitad de tu peso corporal en onzas de agua filtrada diariamente.
  3. Aumenta el consumo de fibra a 35 gramos por día para ayudar a eliminar las toxinas liposolubles. Elige alimentos ricos en fibra como semillas de lino molidas, psyllium, pectina de manzana, salvado de arroz, fibra de remolacha, fibra de avena, semillas de chía y fibra solar.
  4. Consume alimentos para la limpieza del hígado, como remolacha, verduras amargas, manzanas, limones, ajo, cebolla, repollo, brócoli, coles de Bruselas, col rizada, col y coliflor.
  5. Usa hierbas limpiadoras del hígado como la raíz de diente de león, la alcachofa, el cardo mariano, la raíz de bardana y la cúrcuma.
  6. Desintoxica el hígado con ácido alfa lipoico, D-glucarato de calcio, NAC, selenio, colina y metionina.
  7. Bebe té desintoxicante del hígado con raíz de diente de león, raíz de ortiga, trébol rojo, raíz de regaliz, raíz de bardana y cuchillas.
  8. Apoya la digestión con probióticos y enzimas digestivas.
  9. Evita los alimentos tóxicos como el azúcar, los alimentos procesados, los carbohidratos refinados, los pesticidas, las grasas hidrogenadas y los azúcares artificiales.
  10. Evita fumar, alcohol, cafeína, pop y bebidas energéticas.
  11. Haz ejercicio regularmente.