Azúcar o stevia: ¿Cuál es mejor?

Tarros de azúcar y hierba de stevia

La stevia (o bien estévia) se consigue de una planta, lo que nos lleva de forma inmediata a meditar que va a ser una elección más saludable en comparación con el azúcar común y los edulcorantes artificiales.

No obstante, ciertas marcas de stevia vendidas en tiendas son enormemente refinadas, blanqueadas y vienen cargadas de hidratos de carbono e inclusive ciertas calorías.

Aun en su forma más pura, la stevia tiene poquísimo valor nutricional. Así, lo mejor es consumirla con moderación.

En un planeta en el que las enfermedades provocadas por el consumo de azúcar están incrementando poco a poco la stevia se ha transformado, para bastante gente, en el superhéroe responsable del rescate, a quien los medios llaman una opción alternativa “natural” a los edulcorantes artificiales.

La planta no solo es trescientos veces más dulce que el azúcar, sino asimismo tiene cero calorías. Por consiguiente, tiene poquísimo o bien ningún efecto en los niveles de azúcar en sangre.

El stevia es cien por ciento natural. De ahí que que la gente de forma automática piensa que eso la hace una elección más saludable que los edulcorantes artificiales, que están cargados de productos químicos.

¿Toda esa diferencia es real?

Antes que lo descubramos, acá hay una mirada veloz sobre lo que es stevia y de qué forma es diferente del azúcar común que por norma general consumimos.

¿Qué es el stevia y de qué forma es diferente del azúcar común?

Pese a que el azúcar y la stevia se derivan de fuentes naturales, hay muchas diferencias entre uno y otro.

Fuente y proceso

La stevia es un edulcorante a base de plantas que se hace desde las hojas de las plantas de la stevia rebaudiana.

Primeramente, las hojas de la planta de Stevia están secas.

El extracto concentrado conseguido en el proceso se filtra y se convierte en polvo, cristalino o bien líquido.

Los sobres de stevia que se venden en las tiendas y los supermercados no son la yerba en su estado puro, sino más bien su extracto procesado.

Por su parte, el azúcar o bien la sacarosa producidos de manera comercial se extraen de la caña de azúcar y de la remolacha azucarera.

Sabor

El producto final es más o menos trescientos veces más dulce que el azúcar normal y bastante gente puede lamentarse de un sabor amargo.

Calorías del stevia

Una de las razones por las cuales la stevia es tan popular es su bajo contenido en calorías. Un solo sobre de stevia procesada, que es prácticamente equivalente a 2 cucharadas de azúcar, te da unas 5 calorías y un gramo de hidratos de carbono.

El extracto puro, en forma líquida del edulcorante (lo hallarás de forma frecuente en tiendas de productos sanos), contiene cero calorías.

Por otro lado, 2 cucharadas de azúcar te dan unas treinta calorías y ocho gramos de hidratos de carbono.

Esto no es un inconveniente, salvo que seas adepto al azúcar, que es cuando todas y cada una de las calorías que consumes con el tiempo se aúnan para ocasionar un sinnúmero de inconvenientes, incluyendo la diabetes tipo dos y paros cardíacos.

Todas y cada una de las stevias son diferentes

La stevia, es forma de planta verde natural que se puede cultivar en el jardín o bien adquirir en forma de hoja seca o bien tintura, contiene cero calorías y se considera segura.

Esto es un importante beneficio para la gente que tiene una debilidad por los dulces y una tendencia a subir de peso.

Esto significa asimismo una mayor estabilidad de los niveles de azúcar en sangre, un menor peligro de presentar enfermedades como la diabetes, problemas en el corazón y una resistencia a la insulina sana – problemas médicos asociados con una ingesta masiva de azúcar común.

Como esta es la manera más pura del stevia, asimismo tiene menos probabilidades de padecer algún efecto secundario.

No obstante, la stevia que se nos ofrece en los anaqueles de los supermercados puede no ser tan natural como la mercadotecnia nos haría opinar.

El extracto es exageradamente refinado y el polvo se combina con alcoholes rebosantes en azúcares.

Este es un género de hidratos de carbono que no es digerido de forma fácil por nuestro organismo y que puede ocasionar molestias gástricas graves.

Además de esto, el stevia se amplía con maltodextrina, un almidón refinado que rompe la glucosa.

Para hacerla tan dulce como el azúcar de mesa normal, es bombardeada con otros hidratos de carbono que aumentan el contenido de calorías.

De este modo, al adquirir stevia vendida en tiendas, todo el propósito de consumir dulzura con cero calorías se pierde.

En lugar de eso, estás absorbiendo de manera inconsciente una serie de substancias químicas superfluas para tu cuerpo.

Azúcar o stevia: conclusión

Decir que la stevia es segura para el consumo o bien no, depende en buena medida, si estás consumiendo la versión procesada o bien la versión herbácea natural.

No cabe duda de que la versión procesada que ves en las tiendas no es tan natural y saludable para tu cuerpo como pensabas.

Por otro lado, la stevia en hoja seca o bien en forma de extracto puro está libre de productos químicos y viene sin calorías, que forman una amenaza para la apariencia de tu cintura.

No obstante, esto no quiere decir que puedas consumir extracto de stevia pura en cucharadas.

Recuerda que la stevia, como todos los otros edulcorantes, tiene un valor nutricional bajísimo, independientemente de si ha sido procesada o no.

Además de esto, la mayor parte no comemos azúcar o bien stevia por sí mismos. Es la manera en que los incorporamos a nuestras comidas lo que hace la diferencia.