Beneficios del guaraná para la salud

Frutos de guaraná buenos para la salud

Investigaciones recientes han revelado efectos antioxidantes y antiinflamatorios del guaraná. Además, ayuda a combatir diversas enfermedades.

Investigadores de importantes instituciones están confirmando lo que los antiguos habitantes de la región amazónica ya sabían sobre los beneficios del guaraná . El fruto ofrece ventajas que van mucho más allá de ser un estimulante.

Los estudios que muestran los efectos antioxidantes y antiinflamatorios de esta fruta. Muy importante para combatir enfermedades como diabetes, cáncer, artritis reumatoide, colitis ulcerativa y psoriasis, entre otras.

A continuación, te presentamos los principales beneficios del guaraná:

Propiedades antioxidantes del guaraná

Una investigación estudió la actividad de los antioxidantes en el guaraná. Los investigadores demostraron que el guaraná es una importante fuente de catequinas, similar a lo que ocurre con alimentos ya consagrados como el té verde y el cacao, por ejemplo.

Las catequinas pertenecen a la familia de los polifenoles. Cuando estas son absorbidas efectivamente actúan de forma similar a la vitamina C y E, pudiendo reducir el estrés oxidativo en el organismo que causa enfermedades neurodegenerativas y cardiovasculares, diabetes y cáncer, inflamación y envejecimiento prematuro por cuenta de la muerte de las células, entre otras condiciones perjudiciales para la salud y el bienestar.

Propiedades antiinflamatorias

Investigaciones hallaron nuevas aplicaciones terapéuticas para el guaraná.

Descubrieron que el extracto de la semilla de esta fruta contiene propiedades que pueden inhibir una citocina inflamatoria llamada TNF-alfa. Esta citocina es una de las principales moléculas implicadas en el proceso inflamatorio agudo y crónico, y responsable del desarrollo de diversas enfermedades.

Con ello, el guaraná abre perspectivas para futuras investigaciones, ya que podría utilizarse para la producción de medicamentos para enfermedades inflamatorias tales como artritis reumatoide, colitis ulcerativa, psoriasis, etc.

En la actualidad, hay pocos medicamentos aprobados que tengan como objetivo el TNF-alfa. Además, las remedios existentes tienen un coste elevado y efectos colaterales relacionados.