Remedios Naturales Salud

Causas del hipotiroidismo y cómo puede impactar en tu cuerpo

El hipotiroidismo es una afección donde la glándula tiroides produce demasiada hormona tiroidea. Es a menudo conocida como tiroides hiperactiva, provocando que las funciones de los órganos estén aceleradas. El hipertiroidismo se caracteriza por la elevación de los niveles de hormonas tiroideas en sangre, es una enfermedad frecuente que afecta alrededor del 1% de la población, de manera más frecuente en mujeres entre 30-40 años.

La glándula tiroides es un órgano localizado en la parte frontal del cuello, justo por debajo de donde se encuentran las clavículas, que produce las hormonas que controlan como cada célula del cuerpo usa la energía mediante el proceso denominado metabolismo.

Por lo general el hipertiroidismo comienza de modo que sus síntomas pueden confundirse con el estrés. En los adultos mayores pueden tener síntomas sutiles, como aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la transpiración y la tendencia al cansancio durante las actividades normales.

¿Qué lo causa?

La causa más común es el propio organismo generando anticuerpos que estimulan la glándula para que sintetice más hormonas tiroideas. Cuando existe sospecha de esta enfermedad se observan anticuerpos positivos. El hipertiroidismo en más del 70% de los casos es provocado por un trastorno autoinmune, cuando el sistema inmunitario produce anticuerpos que atacan los tejidos y/u órganos del cuerpo, que en este caso se llama enfermedad de Graves. Los anticuerpos producidos por el sistema inmunitario estimulan la tiroides y hacen que produzca demasiada hormona.

Puedes Leer:   Imanes para adelgazar

Otras dos causas comunes del hipertiroidismo incluyen hiperfuncionamiento de los nódulos tiroideos, ya que crecen uno o más nódulos o bultos en la tiroides aumentando su actividad para producir demasiada hormona; y la tiroiditis, un problema en el sistema inmunitario o una infección viral hacen la glándula tiroides se inflame y produzca hormona tiroidea adicional filtrándose en el torrente sanguíneo.

Alguno de los síntomas de una tiroides hiperactiva son el pulso rápido, piel húmeda, cambios en los ojos y leve temblor en los dedos o en las manos. El diagnóstico puede confirmarse con análisis de sangre que miden la cantidad de hormona tiroidea en la sangre. Si sus análisis de sangre muestran una tiroides hiperactiva, su médico puede realizarle una gammagrafía para ver si toda la tiroides está afectada indicando enfermedad de Graves o si tiene hiperfuncionamiento de los nódulos tiroideos o tiroiditis.

¿Cómo tratarlo?

El tratamiento dependerá de la causa y de la gravedad de los síntomas. Los principales tratamientos son medicamentos anti-tiroideos, yodo radiactivo para destruir la tiroides y detener la producción excesiva de hormonas, los medicamentos llamados betabloqueadores recetados para tratar síntomas, como frecuencia cardíaca rápida, temblores, sudoración y ansiedad, hasta poder controlar el hipertiroidismo y la cirugía para extirpar la tiroides.

Puedes Leer:   Cuáles son los síntomas de menopausia

¿Qué riesgos trae?

Las complicaciones del hipertiroidismo incluyen la crisis tiroidea. Es un empeoramiento súbito de los síntomas que puede suceder con infección o estrés, se puede presentar fiebre, disminución de la lucidez mental y dolor abdominal problemas cardíacos, frecuencia cardíaca acelerada o ritmo cardíaco anormal e insuficiencia cardíaca, osteoporosis.

Las complicaciones relacionadas con la cirugía incluyen cicatrización del cuello, ronquera debido al daño a un nervio de la laringe, nivel bajo de calcio o tiroides poco activa conocida como hipotiroidismo.

¿Cómo evitarlo?

Una de las maneras más efectivas para evitar el hipotiroidismo es tener una dieta rica en yodo, ya que, el yodo es esencial cuando hablamos del buen funcionamiento y en la producción de las hormonas tiroideas. El yodo puedes ingerirlo en alimentos como: el pescado que viene del mar, la leche o la sal (con la sal debes estar muy pendiente de la tabla nutricional, ya que no todas traen yodo). La cantidad de yodo que se debe ingerir diario son 150 microgramos aunque, en realidad, esto varía según el sexo, la actividad física diaria y la edad de la persona.

Puedes Leer:   5 excelentes bebidas para ir a dormir que limpiarán tu hígado y quemarán grasa

Por lo general la cantidad antes mencionada de yodo es muy fácil de obtener en una dieta balanceada diaria, aunque si de verdad este tema en específico te interesó lo recomendable es visitar a un nutricionista, para que te de una dieta personalizada y así además de nutrirte en yodo te nutra de otras vitaminas que quizás necesitas o ayuden al yodo a cumplir sus funciones.

Comentarios