Cinco hábitos para cuidar nuestra piel

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, y es el que protege nuestro organismo del mundo exterior. Por ello es necesario conocer cuales son los mejores hábitos para cuidar nuestra piel.

cuidados para la piel

Está conformada principalmente por tres capas:

  • Epidermis: que es la capa superior, en la cual se encuentran los poros.
  • Dermis: nuestra segunda barrera protectora, la cual conecta los tejidos de la epidermis con la capa siguiente que es la hipodermis.
  • Hipodermis: en donde se encuentra el tejido subcutáneo.

El cuidado que le demos a nuestra piel, no sólo es de vital importancia para la misma, sino que al cuidarla, mantenemos ese aislante del mundo exterior, que es nuestra piel, en óptimas condiciones, para así proteger todo nuestro organismo, y tener una vida saludable y feliz.

Cuidar y proteger nuestra piel puede sonar como una tarea ardua y complicada, pero puede ser más fácil de lo que pensamos, ya que, sólo necesitamos tener hábitos que se mantengan constantemente, y estos hábitos los podemos aplicar en nuestra rutina diaria, de tal manera que ni siquiera nos daremos cuenta de que lo estamos realizando en nuestro día a día.

Hábitos para incluir en la rutina diaria

1. Para cuidar y proteger nuestra piel, lo principal es mantener una dieta saludable, dieta en la que debemos ingerir muchos vegetales y frutas que aporten vitaminas, fibras y minerales, sin dejar de lado las proteína y los carbohidratos que nos aportan energía, todos estos, en conjunto, forman una dieta balanceada, la cual nos ayudará a mantener nuestra piel sana y saludable.

Consumir sufiente agua

bebiendo agua

2. Otra cosa sumamente importante para el cuidado de nuestra piel es la ingesta de agua. Consumir entre 5 a 8 vasos de agua diarios aportará hidratación, y la humedad necesaria que nuestro cuerpo necesita para mantenernos hidratados y con una piel saludable. Pero debemos recordar que la cantidad de agua a ingerir, depende de los alimentos que consumamos, ya que, muchas frutas y verduras, están compuestas por agua.

Correcta higiene

3. Algo que nunca debemos olvidar es la higiene. Lavar diariamente nuestra piel es algo vital para mantenerla limpia y fresca, de esta manera nuestros poros no se encontraran obstruidos y podrán respirar perfectamente. Así que debemos asear nuestra piel por lo menos dos veces al día, al levantarnos o antes de salir, para así refrescar nuestra piel y darle vitalidad luego de un largo sueño, y antes de dormir o al llegar nuevamente a nuestras casas, de esta manera quitamos toda la suciedad, polvo, humo, y cualquier agente externo que se haya adherido a ella en el transcurso del día, evitando así acumulación de contaminantes que puedan dañar o afectar la salud de nuestra piel.

Hidratar la piel

4. Otra cosa que es vital para el cuidado y la salud de nuestra piel es la hidratación, ya que solo el agua no aporta la hidratación necesaria que nuestra piel necesita; por lo tanto, debemos usar algún tipo de crema humectante que nutra e hidrate nuestra piel, para conservarla hermosa, fresca y con un agradable aspecto. Este será la principal manera de luchar contra las arrugas y el envejecimiento de nuestra piel.

Uso de algún protector solar adecuado

protector solar

5. Pero el hábito más importante para el cuidado de nuestra piel, y lamentablemente, el que menos personas cumplen, es usar algún protector solar que cuide nuestra piel de esas horas en las que estamos en lugares donde podemos recibir directamente los rayos UV. Por lo tanto debemos usar alguna crema o protector solar, que nos ayude a tener una capa protectora en contra de los rayos del sol; incluso muchas de estas cremas contienen un añadido de vitamina E y C, que además aportaran vitalidad e hidratación a nuestra hermosa piel.

Estos 5 hábitos básicos, que son sumamente sencillos y fáciles de aplicar, si los incluimos en nuestra rutina diaria, nos ayudarán a mantener nuestra piel sana, saludable, protegida y hermosa.

Vota esta publicación