Cómo evitar el efecto rebote en la dieta

evitar el efecto rebote

El efecto rebote es el que nos lleva a volver a ganar el mismo peso (o incluso algún kilo más), que el que hemos logrado perder después de hacer una dieta.

Cómo evitar el efecto rebote en la dieta

Esto no sólo es perjudicial por el grave impacto que tiene sobre nuestra autoestima, sino que además es también malo para la salud en general, por lo que no es nada conveniente ganar peso para luego perderlo.

Las causas de esta situación suelen estar relacionadas con dietas muy intensas y que no son equilibradas en cuanto a los nutrientes que necesita nuestro cuerpo.

Esta falta de nutrientes, nos puede llevar a perder masa muscular en vez de grasa, por lo que cuando dejamos estas dietas y volvemos a ingerir el mismo número de calorías, éstas se almacenan como grasa.

Esto unido a la recuperación del tejido muscular, hace que aumentemos muy rápidamente de peso.

Por ello, es imprescindible conseguir una dieta equilibrada para evitar este efecto rebote una vez que la abandonemos.

Otra de las posibles causas puede ser la ansiedad que sentiremos después de habernos abstenido de comer una buena cantidad de alimentos durante un largo periodo.

Por ello, es muy recomendable realizar un cambio de hábitos cuando se comienza una nueva dieta. Por ejemplo, el incluir una sesión diaria de ejercicio, puede hacer que disminuya la ansiedad que nos produce la dieta. Al mismo tiempo, también estaremos quemando calorías, por lo que tiene un doble efecto beneficioso.

También es imprescindible el conjugar todo esto, con una dieta equilibrada, en la que las calorías que vamos a ingerir disminuyan respecto a nuestra dieta habitual, pero que la cantidad de comida sea similar para lograr esa sensación de estar saciados.

Cada cierto tiempo podremos darnos algún capricho que echemos muy en falta con nuestra nueva dieta como premio a los objetivos que hayamos alcanzado.

Vota esta publicación