Cómo se prepara el té de menta para adelgazar

A pesar de que no quema grasa de forma directa, la menta ayuda a mejorar la digestión. Por ello el té de menta contribuye a la pérdida de peso debido a que actuará como un supresor de apetito.

 

Entonces, una mejor salud digestiva será ideal para eliminar las toxinas, quemar  calorías y mantenerte saludable. Por ello, vamos a enseñarte cómo se prepara el té de menta para adelgazar. Existen diferentes opciones, una de ellas es beberlo junto al té verde para acelerar el metabolismo.

¿Cómo bajar de peso con el té de menta?

Las propiedades la menta ayudan a estimular las funciones de nuestros sistema digestivo debido a que disminuye la irritación intestinal y los gases. De esta forma también elimina las toxinas acumuladas en el cuerpo. Además, la menta cuenta con propiedades diuréticas, que ayuda a los riñones eliminar el sodio y exceso de agua.

En el caso de que sigas una dieta acompañada con el té de menta, las comidas deben ser bajas en grasas y carbohidratos. Al día solamente deberá beberse dos tazas de menta para evitar cualquier problema de salud.

En general, podemos decir que el té de menta será una infusión buena para mantener el sistema digestivo en óptimas condiciones y evitar el hambre excesiva. Además, también obtendrás otros beneficios alimenticios como el potasio, calcio y vitamina B; pero para eso último debe ser té de menta puro.

¿Cómo se prepara el té de menta para adelgazar?

Té de menta

Será una vista muy refrescante si se toma fría. Para prepararla solo tienes que poner algunas hojas de menta a hervir con agua durante algunos minutos. Luego debes dejar reposar por algunos minutos para colar antes de beberla. En el caso de tomarla caliente, te ayudará con alguna congestión o resfriado.

Té de menta con jengibre

Después de cada comida es recomendable beber este té de menta para saciar el apetito. Para prepararlo debes colocar algunas ramas de menta en agua hirviendo junto a  un poco de raíz jengibre. Luego de coger color y sabor debes retirar del fuego. Endulzar con stevia. Puedes beberlo frío o caliente dependiendo de tus necesidades.

Té verde a la menta

Es deliciosa tanto en verano como en invierno, ya que se puede beber frío como caliente. Para prepararlo necesitas poner medio litro de agua hirviendo, añade cinco cucharadas soperas de té verde y una rama de menta. Pasando cinco minutos, retira del fuego y endulza al gusto con stevia.

No todos pueden beber el té de menta

A pesar de todos los beneficios que pueda brindar, el té de menta para adelgazar no es recomendable para todos. Esto se debe a que existen algunas enfermedades que pueden agravarse, como en el caso del reflujo ácido. Asimismo, las embarazadas deben tener cuidado debido a que la menta hace que el útero se relaje, provocando un aborto espontaneo. Tampoco es recomendable durante la temporada de lactancia, puesto que los componentes pasan a través de la leche materna, lo que puede ser dañino para el bebé.