Cómo sustituir el azúcar blanco: 5 opciones más saludables

Montón de azúcar blanco y azúcar moreno

Es posible sustituir el azúcar blanco por alternativas mejores para el organismo, ¡compruébalo!

Sustituir el azúcar blanco: 5 opciones más saludables

Últimamente, la gente ha empezado a buscar hábitos más saludables. Uno de los problemas es cómo reemplazar el azúcar refinado por una mejor opción, ya que los dulces que más comemos tienen este ingrediente.

Aunque el sabor es agradable, el azúcar blanco recibe aditivos químicos en su proceso de industrialización, lo que lo convierte en un alimento perjudicial para el funcionamiento del organismo. Además, el proceso de fermentación hace que la digestión sufra daños importantes.

El azúcar refinado no aporta ningún beneficio significativo al cuerpo. A pesar de ser extraído de un producto natural, los procedimientos químicos responsables de refinar y dejar el azúcar con aspecto blanco eliminan todos los nutrientes presentes en la caña.

Esa no es su única desventaja. El alimento es altamente adictivo, además de ser un carbohidrato simple de altísimo índice glucémico. El azúcar refinado es capaz de aumentar el peso y provocar enfermedades como la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y cáncer, especialmente cuando se ingiere en exceso.

A la vista de los diversos daños que ha causado, hace poco más de dos años, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha reducido la recomendación sobre el consumo de azúcar del 10% al 5% de las calorías diarias. En una dieta de 2000 kilocalorías, por ejemplo, 100 de ellas podrían proceder del producto (equivalente a sólo 25 g). La buena noticia es que puedes sustituir el azúcar por otros elementos más saludables sin dañar el sabor de los alimentos.

A continuación, te decimos cómo reemplazar azúcar refinado por opciones más saludables:

Melado o melaza de caña

Subproducto de la caña de azúcar, la melaza consiste en un líquido espeso y de coloración muy oscura. Es rica en calcio, hierro, magnesio, potasio y vitamina B6. Por otra parte, este alimento ayuda a combatir la anemia, regula el intestino, fortalece los huesos y es excelente para la reconstitución de las células rojas de la sangre. Puede utilizarse en varias recetas, conservando siempre el sabor de los ingredientes.

Stevia

Edulcorante natural extraído de una planta, tiene el poder de endulzar hasta 15 veces más que el azúcar común. Por lo tanto, con poca cantidad es posible obtener el sabor dulce. El stevia no tiene calorías y puede ser consumido por diabéticos. Es un buen sustituto del azúcar blanco en bebidas como cafés y jugos.

Miel

La miel, además de sabrosa, tiene varios nutrientes esenciales para la salud de nuestro cuerpo, entre ellos proteínas y sales minerales. Es elaborada por las abejas a partir del néctar recolectado de flores. La miel miel contiene vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, C y Biotina. Sin embargo, para los que quieren adelgazar, hay que moderar el consumo, ya que el alimento es relativamente calórico.

Azúcar de manzana

Otra excelente opción para sustituir el azúcar normal es invertir en el azúcar de manzana, que, a pesar de ser poco conocido, es extremadamente saludable y puede hacerse en casa. Es una forma de endulzar las recetas y los alimentos, además de aprovechar los diversos beneficios de la fruta.

Para hacer azúcar de manzana, corta la fruta, retira las semillas, pero no quites la cáscara. Tritura en una licuadora o procesador de alimentos en pequeños lotes, añadiendo suficiente agua para formar un puré. Deshidrata la mezcla a 60ºC en un horno y deja que se enfríe. Luego, aplasta el puré deshidratado en una licuadora hasta que se convierta en polvo. Guárdalo en un recipiente hermético.

Azúcar moreno

El azúcar moreno es el azúcar obtenido de la concentración natural del caldo de caña, sin utilizar procedimientos químicos. Los beneficios de consumir este tipo de azúcar se deben precisamente a que es prácticamente in natura, factor que conserva sus nutrientes respectivos, como el calcio, fósforo, hierro, sodio, potasio, vitamina B5, B6 y ácido fólico.