Complementos que pueden ayudarte a adelgazar

Mujer tomando un té de manzanilla

Para adelgazar es necesario llevar una buena alimentación y hacer ejercicios, es la manera correcta de hacerlo y de perder esos kilos, tonificando tu cuerpo y con resultados duraderos; esto es algo que se repite muchas veces, no hay pociones mágicas para perder peso, pero si existen algunos complementos que pueden ayudarte con tu dieta y entrenamiento para aligerar el proceso, en esta entrada te contamos cuales son los complementos que pueden ayudarte.

Complementos que ayudan a adelgazar

Los complementos que se describen a continuación pueden ser de gran ayuda si los acompañas con una dieta y ejercicios, por si solos no harán un milagro, al cuerpo hay que alimentarlo de manera que pueda recibir los nutrientes y vitaminas necesarios sin cargar con calorías innecesarias que se conviertan en grasa, así que la clave es, una dieta balanceada y rica en vegetales, baja en grasas y carbohidratos, ejercicio al menos 3 veces por semana y complementos que aligeren la quema de grasas.

Agua

Es ideal para ayudarte a adelgazar, tomar 2 litros de agua al día, es indispensable, el agua ayuda al funcionamiento de nuestro organismo, el agua ayuda a quemar la grasa, sobretodo localizada, y elimina toxinas. si te sientes con poca energía, tienes fatiga y niebla mental, quizás te falte agua. Hidratarte con agua solamente es la mejor forma de darle a tu cuerpo lo que más necesita.

Ajo

El ajo acelera el metabolismo, previene enfermedades, posee muchos beneficios, como la regulación del funcionamiento del intestino, ayudando también a adelgazar.

Zumo de zanahoria

La zanahoria da sensación de llenura, ayudando a bajar de peso, aprovecha sus beneficios preparando el zumo en un procesador o licuadora, solo necesitas 4 zanahorias pequeñas y el jugo de un limón, puedes tomarlo dos veces al día.

Limón:

El limón además de aportar vitamina C, acelera el metabolismo, ayuda adelgazar y regula el funcionamiento del estómago, consumiendo el agua de limón tibia activas el metabolismo quemando grasa más fácilmente. Incorpora el consumo de agua tibia con limón por las mañanas, antes de cualquier comida y con el estómago vacío, y aprovecha todas las ventajas.

Té de manzanilla:

El té de manzanilla caliente funciona como termogénico, regula la digestión y acelera el metabolismo, debes tomarlo al menos una vez al día y sin azúcar.

Jengibre:

Antes de comer, mastica una fina rodaja de raíz de jengibre. Esto ayudará a regular el metabolismo, estimulando la digestión, reduciendo la producción de cortisol y aumentando la energía.

También puedes rallar un pequeño trozo de jengibre y añadir un poco de jugo de limón y un chorrito de sal, luego mezclar los ingredientes. Puedes consumirlo juntando esta mezcla con una cucharita, y consumirla antes de comer cada una de tus comidas, esto ayudará a controlar el apetito y mejorar a la digestión.