Conoce como comenzar a bajar de peso caminando

Que las caminatas ayudan a bajar de peso no es una novedad, pero tal vez te resulte extraño que, con solo caminar sin esforzarte demasiado con abdominales, con ejercicios con mancuernas o pesas, sin ir a un gimnasio logres bajar esos kilos de más.

bajar de peso caminando

Pero la respuesta es afirmativa, si tienes unos pocos kilos demás, en un tiempo prudencial puedes bajarlos caminando. Si tu silueta ha cambiado, has perdido cintura, cuando te miras en el espejo te ves con un cuerpo cuadrado sin cintura, prueba haciendo caminatas y podrás conseguir bajar de peso.

Cómo bajar de peso caminando

Si nunca lo has hecho comienza de a poco, no debes extenuarte, terminar cansada y tirar todo por la borda. Plantéate hacer una rutina de caminata que dure de veinticinco a media hora, aunque sea tres veces a la semana. Camina a un paso sostenido lento al principio para ir aumentando la velocidad de poco. Si esa cantidad de minutos te parece mucho comienza con diez minutos y aumenta el tiempo semana a semana. Recuerda que no debes esforzarte demasiado para no abandonar la rutina.

Si logras crear un hábito de caminatas diarias, ya que con el tiempo irás aumentando no solo el tiempo sino también la velocidad al caminar y la frecuencia para llegar a caminar todos los días media hora, podrás comprobar que a partir de un hábito creado todo te resultará más fácil y extrañarás tu rutina cuando por alguna causa ajena a ti no puedes salir a caminar.

Busca una compañía si no te agrada salir sola o llévate música para entretenerte y si lo haces en un parque respirarás aire puro, lo cual es mejor para tu salud y estarás cumpliendo tu objetivo para adelgazar. 

Recuerda que esto es un camino al éxito para adelgazar sin que te des cuenta, por supuesto si tienes perseverancia y complementas tu rutina con una dieta equilibrada, ya que se trata solo de no esforzarte para que no te canses enseguida y termines abandonando la rutina de ejercicio físico, pero sin un poco de esfuerzo y perseverancia en cuanto a tu plan de alimentación con comidas sanas libres de grasas, nunca lograrás bajar de peso caminando.

Bajar de peso caminando no puede ser tan fácil y simple, pero debes esforzarte en realizarlo como un buen hábito, sin darte cuenta habrás creado una rutina que te ayuda no solo a perder esos kilos de más, sino que también favorece a la salud del corazón, oxigena tu sangre y limpia tus pulmones. Por lo tanto te sentirás más llena de energía y viva.

Vota esta publicación