Consejos a tener en cuenta si vas a entrar al gimnasio

Consejos para mujeres que van al gimnasio

¿Entrarás al gym? Te enseñamos cómo aprovecharlo y algunos trucos y consejos para que puedas sacarle el mejor partido. 

Cuando decidimos entrar al gimnasio lo hacemos con un propósito: bajar de peso, desarrollar músculos, mantener la figura, reducir dolencias. Independientemente de cuál sea el tuyo, es importante que aproveches al máximo el tiempo que le dediques al entrenamiento. Lo principal es que mantengas la motivación y, después, que arregles el bolso con todo tu equipamiento.

Busca un gimnasio cerca de tu casa o trabajo

El ambiente es importante, así que escoge uno que te agrade. Si el gimnasio está cerca de tu casa o de tu trabajo mucho mejor, así no tendrás excusas para faltar y si crees que te hace falta, invita a una amiga o a un amigo y tracen sus propias metas.

Cambia tu humor y estado de ánimo

Aunque tu objetivo sea meramente físico, debes recordar que el ejercicio te ayuda a liberar endorfinas que estimulan la hormona de la felicidad, así que toma nota de estas sugerencias para que empieces con buen pie y disfrutes la jornada. No querrás perder tiempo, dinero y esfuerzo.

Consejos para aprovechar al máximo las horas en el gym

  • Olvídate del celular. Probablemente sea el único momento del día que te dedicas a ti misma, así que guárdalo en la cartera o colócalo en modo avión. Recuerda además que debes concentrarte para no malograrte con un mal movimiento.
  • Las clases colectivas son una nota. Después de la segunda semana, que hayas agarrado el ritmo, puedes inscribirte en spinning o TRX, por ejemplo. Además de efectividad, te brindan distracción.
  • Consulta a un entrenador. Es bueno que diseñe una rutina adaptada a tus necesidades. Probablemente sea un costo adicional, pero valdrá la pena. Cuando hayas alcanzado los resultados deseados, podrás continuar por tu cuenta. Al fin que ya dominarás todas las rutinas y sólo tendrás que mantenerte.
  • No comiences la jornada sin antes estirar. Sólo así evitarás desgarres, calambres, agujetas y otras dolencias.
  • Hay términos con los que deberías empezar a familiarizarte. Body pump, por ejemplo, es una de esas rutinas de entrenamiento colectivo que combina levantamiento de pesas y aeróbicos. G.A.P es una rutina que engloba trabajo de glúteos, abdominales y piernas. Presta atención y aprende para que no andes en el aire cuando el entrenador te hable.
  • Prepara la indumentaria correcta. Recoge tu pelo con una coleta o hazte una clineja. Ponte unos leggings, un top que sujete los senos y una sudadera ergonómica. Los zapatos deben ser deportivos, si es posible con sistema de ventilación.
  • No olvides el agua. No podrás rendir ni media rutina si no te hidratas.
  • Consume proteínas. Come una pequeña porción de proteínas antes de comenzar el entrenamiento. Eso te ayudará a mantener energías.
  • No maltrates tus manos. Lleva guantes para que no te maltrates las manos con las mancuernas, una toalla para el sudor y, si gustas, una faja que te ayude a mantener la postura.
  • Comienza a practicar ejercicio por la mañana. De ser posible, escoge la primera hora de la mañana para hacer ejercicios. Los efectos son mayores y e sentirás energizado durante todo el día.