Consejos para detectar trastornos alimenticios

Cómo detectar los trastornos alimenticios

La bulimia, anorexia y vigorexia son enfermedades mortales. A pesar de las campañas publicitarias y de concientización acerca de estos problemas, aun mueren millones de personas en el mundo por trastornos severos con su alimentación, ya sea por desconocimiento de los familiares o por encubrimiento de los mismos. Por ello, te nombraremos algunos consejos para detectar trastornos alimenticios.

Consecuencias de los trastornos alimenticios

Los trastornos alimenticios pueden ser tres: La bulimia es consumo compulsivo de comida que luego es expulsado a través de vómitos o pastillas laxantes. Por su parte, la anorexia consiste en evitar al máximo la ingesta de alimentos, y la vigorexia es práctica excesiva de ejercicio físico.

Generalmente los pacientes son mujeres entre los 15 y 35 años. Esta conducta es asociada con depresión, trastorno de personalidad, ansiedad o adicciones. Las consecuencias de los trastornos alimenticios son muchas, incluso, pueden ocasionar la muerte.

Entre los principales problemas de esta enfermedad pueden encontrarse daños severos a la autoestima, problemas hormonales, daño irreparable al sistema digestivo, gastritis, desfallecimiento, dolores de cabeza, perdida de musculatura, entre otros.

Quienes sufren de este problema no son participe de ellos, por lo tanto, sus familiares y amigos deben estar atento para diagnosticar a tiempo. Los siguientes consejos para detectar trastornos alimenticios serán de gran ayuda.

Consejos para detectar estos trastornos

Los consejos para detectar trastornos alimenticios permitirán ayudar a quienes más lo necesitan. Debes entender que estas enfermedades están vinculadas a problemas de autoestima, por lo que no debes culpar o juzgar a quienes lo padecen.

1. Cambios de humor

Este es el primer cambio a notar. Las personas tienden a tener un humor volátil. Además, tienden a estar tristes y decaídas.

2. Baja autoestima

Quienes padecen algún trastorno constantemente se están quejando de su forma física, de igual forma, no creen que son capaces de realizar las labores cotidianas. Por último, son bastante autocríticos consigo mismos y complacientes con otros.

3. Pérdida de peso repentina

Este es uno de los principales consejos para detectar trastornos con la alimentación. En poco tiempo se pierden grandes cantidades de peso. Al hacer un seguimiento en su vida comprenderás que no se debe a dieta o hábitos saludables.

4. Desmejoramiento de la salud

Estas personas están débiles, experimentan una piel amarilla, y no cuentan con fuerza o energía.

Señales que lo indican: todos los indicadores juntos, más la intuición, son las principales características. Sin embargo, muchas veces los pacientes tienden a pedir ayuda, pero no son oídos.

Estos son algunos de los consejos para detectar trastornos alimenticios. Está atento a ellos. El tratamiento de estas enfermedades es largo, difícil y requiere de la ayuda de un psiquiatra, psicólogo o médico internista.