Consejos para una dieta infantil saludable

Cada día aumenta mucho el número de niños que no están alimentados de la manera correcta. En este artículo te mostramos algunos consejos para una dieta infantil saludable para tus hijos. La comida cada vez es más industrializada para los más pequeños, inadecuados hábitos alimentarios y sedentarismo en los niños de la sociedad actual hacen que sean más propensos a sufrir problemas de salud, incluyendo el colesterol alto, el sobrepeso y la obesidad, cada vez son más comunes en la sociedad.

Qué es la alimentación saludable

Los hábitos alimentarios de los niños comienzan a formarse a partir del contacto con la lactancia que, a través de la leche, el niño tiene contacto con aromas y sabores. Pero, la fase más importante es cuando empieza a introducírsele alimentos sólidos, donde deben priorizarse los alimentos que nutren.

Pero, con una sociedad que es cada vez más industrializada, los padres terminan optando por alimentos procesados y que forman parte de la rutina de alimentar a la familia, causando la aparición de problemas como colesterol elevado, sobrepeso y, en algunos casos, la desnutrición.

La alimentación saludable es esencial para la buena salud, el crecimiento y el desarrollo de tu hijo. Comer de forma saludable en la infancia significa que tendrán menos posibilidades de desarrollar enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, obesidad y algunos tipos de cáncer. También significará que se sienten mejor, se ven mejor y disfrutan más la vida.

Para mantenerse saludable y mantener un peso saludable, los niños necesitan estar físicamente activos y comer la cantidad correcta de nutrientes para equilibrar la energía que usan.

Consejos para una dieta infantil saludable

Dale un vistazo a estos consejos a continuación:

Se recomienda que los niños disfruten de una amplia variedad de alimentos de estos cinco grupos de alimentos:

  1. Fruta
  2. Verduras y legumbres
  3. Cereales integrales preferentemente, incluidos los panes, el arroz, las pastas y los fideos.
  4. Carnes magras de libre pastoreo, pescado, aves y / o alternativas orgánicas.
  5. Leches, yogures, quesos y / o alternativas orgánicas (los niños menores de 2 años deben consumir leche entera, pero los niños mayores y los adolescentes deben ser alentados a tener variedades reducidas en grasa), o si no son tolerantes a los lácteos, optar por productos alternativos como lo son los hechos con almendras y nueces.

La alimentación saludable de los 5 grupos de alimentos (arriba) es esencial para todos los niños. Los niños deben limitar su consumo de alimentos que contengan grasas saturadas, sal agregada o azúcar agregada. También se les debe animar a elegir agua para beber en vez de cualquiera otra bebida.

¿Cuánta comida necesita un niño?

Los niños necesitan comer más a medida que crecen. Como guía, tu hijo debe comer estos alimentos todos los días:

2 – 3 años: 1 porción de fruta; 2½ porciones de verduras; 4 porciones de granos; 1 porción de carne / pollo; 1½ porciones de lácteos
4 – 8 años: 1½ porciones de fruta; 4½ porciones de verduras; 4 porciones de granos; 1 ½ porción de carne / pollo; 1½ – 2 porciones de lácteos
9 – 11 años: 2 porciones de fruta; 5 porciones de verduras; 4 – 5 porciones de granos; 2½ porciones de carne / pollo; 2½ – ​​3 porciones de lácteos
12 – 13 años: 2 porciones de fruta; 5 – 5 ½ porciones de verduras; 5 – 6 porciones de granos; 2 ½ porciones de carne / pollo; 3 ½ porciones de lácteos.

Consejos para fomentar hábitos alimentarios saludables

Enseñarle a su hijo a comer de manera saludable ahora significa que será más probable que tomen sus propias decisiones saludables a medida que crecen.

  • Hacer la hora de la comida tiempo familiar, sin pantallas.
  • Haz que los alimentos saludables sean divertidos, por ejemplo, cortando frutas o sándwiches en formas interesantes si aún son muy pequeños.
  • Anima a tus hijos a sentarse con su papá y mamá en la mesa.
  • Que tenga un desayuno saludable todos los días.
  • Que pruebe nuevos alimentos y muestra a tus hijos de dónde provienen. Deja que te ayuden a comprar comida de las tiendas.
  • Cocinar y probar nuevas recetas juntos.
  • No tengas comida chatarra en la casa.
  • Mantén una tazón de fruta a la mano para un refrigerio.
  • Lávate las manos y asegúrate de que los alimentos estén preparados y almacenados de manera segura.

Alimentos para limitar si buscas una dieta infantil saludable

Algunos alimentos no son esenciales en la dieta de los niños. Estos se denominan ‘alimentos discrecionales’ y generalmente son altos en grasas saturadas, azúcares agregados o sal agregada.

Está bien comer pequeñas cantidades de alimentos discrecionales de vez en cuando como parte de una dieta balanceada. Pero debes tratar de limitar estos alimentos en la dieta diaria de tu hijo, ya que pueden hacer que los niños tengan sobrepeso o que desarrollen enfermedades en el futuro.

Ejemplos de alimentos para limitar son:

  • Bizcochos, tortas y postres.
  • Carnes y embutidos procesados.
  • Helados, dulces y chocolates comerciales.
  • Pasteles de carne y otros pasteles con harinas refinadas.
  • Hamburguesas, pizza y papas fritas comerciales, y alimentos fritos.
  • Patatas fritas y otros aperitivos grasos y / o salados
  • Cremas y mantequillas (o sustitutos) comerciales no orgánicas.
  • Bebidas azucaradas.

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a limitar los alimentos no saludable para niños:

En lugar de usar mucha mantequilla o leche de vaca, usa mantequillas y hechas a base de coco, de nueces y aguacate y/o usa el ghee que es mantequilla clarificada, también usa más leches vegetales como la de almendra, arroz y avena.

Lee las etiquetas y elige siempre las opciones bajas en sal.

No agregues sal a los alimentos durante la cocción o en la mesa.

Ofrece agua en lugar de bebidas azucaradas, bebidas energéticas o bebidas deportivas.