Dieta con proteínas y menos grasa para conseguir adelgazar

Adelgazar es el dolor de cabeza de muchas personas, ya sea porque se les dificulta o porque sencillamente no tienen fuerza de voluntad al momento de comer, es por ello que acá te vamos a dar algunos tips alimenticios para que logres bajar esos kilitos de más que tanto te mortifican.

Dieta que suma más proteínas y ayuda a reducir el peso

Una de las primeras cosas que debes hacer es empezar a consumir más proteínas que grasas, pues esta última es la que generalmente se acumula y te hace engordar.

Algunos de los alimentos idóneos son los siguientes:

Carne blanca y pescado

Por carne blanca nos referimos a las del pollo y el pavo, pues tienen las proteínas más completas y saludables. Lo mejor es consumirlas sin piel, ya que esta contiene una gran cantidad de grasa, asimismo al prepararla es mejor que sea asada o a la plancha, pero jamás fritas.

Asimismo, tenemos el pescado el cual aporta una gran cantidad de minerales, proteínas, vitaminas. Es delicioso y como te habrás dado cuenta es un alimento bastante completo.

Claras de huevo

Las claras del huevo son mucho más sanas que las yemas debido a que no contienen grasas ni calorías, sin embargo es necesario consumir por lo menos 1 yema para que el organismo logre asimilar mejor las proteínas que tienen las claras.

Legumbres y granos

Son considerados por los expertos como el alimento perfecto, ya que tienen un alto contenido proteico y son fáciles de asimilar por el organismo, además tienen un bajo contenido de grasa. Por otra parte, son muy fáciles de preparar y pueden acompañar casi todas las comidas.

Esos son solo algunos de los alimentos más importantes ricos en proteínas que te ayudaran a bajar de peso o a mantener el que ya posees, asimismo recuerda que es bueno acompañar la dieta con un poco de ejercicio.

Consejos extra para conseguir resultados más rápidos en la pérdida de peso

Si además de reducir el consumo de grasa, también optas por la reducción de los almidones y el azúcar, obtendrás una pérdida de peso mucho más rápida.

Reduce la ingesta de azúcares y almidones

La parte más importante es reducir los azúcares y almidones (carbohidratos) en la dieta, para tenerlo más claro te lo explicamos a continuación:

Tanto los almidones como el el azúcar son los alimentos que más estimulan la secreción de insulina. Si no sabías ya, la insulina es la principal hormona de almacenamiento de grasa en el cuerpo. Pero si conseguimos niveles normales de insulina, nuestro cuerpo quemará grasas de manera normal.

Otro beneficio de reducir la insulina es que los riñones liberan exceso de sodio y agua del cuerpo, lo que reduce la hinchazón y el peso innecesario en agua.

No es raro perder hasta 10 libras (a veces más) en la primera semana al comer de esta manera, tanto la grasa corporal y el peso en agua se ven reducidos.

Elimina los carbohidratos, baja la insulina y comenzarás a comer menos calorías automáticamente y sin pasar hambre. En pocas palabras, bajar la insulina pone la pérdida de grasa en “piloto automático”.

La eliminación de azúcares y almidones (carbohidratos) de tu dieta reducirá tus niveles de insulina, reducirá el apetito y te hará perder peso sin pasar hambre.