La dieta de moda este 2016 y cómo incorporarla para mejorar la salud

Como es de esperar igual que cada año, las más grandes ‘celebrities’ sacan a relucir algún régimen alimenticio que les permite mantener sus esbeltos cuerpos; Madonna, Britney, Rihanna, etcétera, siempre popularizan métodos que para ellas resultan altamente efectivos para bajar o mantener el peso. Este año, no fue diferente, y esta vez fue Elle Macpherson, la top model, quien puso de moda la dieta alcalina como la dieta de moda este 2016.

Ensalada de tomates y pepino para la dieta alcalina

¿Dieta alcalina es sinónimo de ácida?

La dieta alcalina tiene como función principal, eliminar volumen corporal, pero con la acción de equilibrar el pH natural del organismo, ya que, como se conoce biológicamente, las frutas, verduras y legumbres, hacen posible la alcalinidad corporal contrario a otros grupos alimenticios como los cereales, carnes y lácteos cuyo efecto es de acidez en el organismo.

Con esto nos referimos no a lo ácido o dulce que pueda ser un alimento, sino a la forma en que es metabolizado por el organismo; es decir, que una fruta como la naranja sea ácida, no quiere decir que el cuerpo la metabolice en forma ácida, al contrario, la naranja se convierte en sustancia alcalina cuando se metaboliza en el organismo.

Con todo esto, entonces, la dieta alcalina se trata de la incorporación de alimentos alcalinos con una proporción 80-20%, donde solo el 20 sería dedicado a consumo de productos ácidos, solo con la función de mantener el equilibrio en el organismo.

¿La dieta alcalina de verdad es novedosa?

Aunque indudablemente existen unos beneficios físicos que deja como resultado la dieta alcalina, lo cierto es que también los beneficios en el organismo son innumerables, ya que al mantener la correcta alcalinidad, se evita que la sangre actúe como corrosivo, buscando sustancias alcalinas en lugares como huesos, dientes y tejidos, que se van deteriorando cada vez más, mientras mayor sea el nivel de acidez en el cuerpo.

Sin embargo, el régimen alimenticio que contempla la dieta alcalina, no dista mucho de los planes de asesoramiento nutricional emitidos tradicionalmente: mayor consumo de proteínas y vegetales y omisión de azúcares refinadas, carbohidratos y grasas, por lo que entonces, la dieta alcalina no sería algo tan innovador (porque ya la veníamos practicando desde hace muchos años) en su esencia como dieta para bajar de peso, pero sí, es un boom como una dieta que más allá que lograr un beneficio físico, genera un alto bienestar en casi todos los sistemas que forman parte de nuestro organismo.

Vota esta publicación