Dile adiós a los kilos de más con estas sopas adelgazantes

Sopas para quemar grasa y adelgazar más fácil

¿Quieres deshacerte de esos kilos de más que son tu dolor de cabeza? Existen muchas recetas, pero las más recomendables para lograr el objetivo son las sopas quema grasa. Como su mismo nombre lo indica, estos caldos permiten que una persona baje entre varios kilos en tan solo una semana… eso sí, solo consumiendo las sopas.

Toma la sopa, que te hace crecer“, nos dijeron nuestros padres cuando éramos pequeños. Pero la sopa también puede hacer que pierdas peso, siempre que la prepares bien y la integres en un programa equilibrado de alimentación. Todo efectivamente, sin frustración y sobre todo sin deficiencias. ¿Qué más se puede pedir?

Sopas adelgazantes para tu dieta

Tomar solamente estas sopas, durante algunos días, puede asegurar que se quemen más calorías, sin embargo, esto debe hacerse bajo supervisión de un profesional de la salud, el nutricionista y médico podrá evaluar cuál es la mejor forma de incorporarlas en una plan de dieta que resulte equilibrado para el paciente; lo más importante es evitar el desequilibrio en la alimentación que pueda traernos consecuencias muy negativas.

Pero una observación importante es que no se debe seguir esta dieta por más de una semana, pues se corre el riesgo de sufrir una descompensación debido a la carencia de todos los nutrientes necesarios por el organismo. una dieta debe ser siempre equilibrada, acelerar los resultados pueden traer serias y desagradables consecuencias en nuestra salud.

1. Sopa de lentejas

Necesitas:

  • 3/4 kilo de lentejas
  • 4 litros de agua
  • 6 dientes de ajos
  • 1 cebolla picada en trozos grandes
  • 4 zanahorias peladas y rebanadas
  • 5 ramitas de apio
  • 3 betabeles pelados en trozos grandes
  • 2 pimientos morrónes cortados en cuadritos
  • Unas ramitas de cilantro picadas
  • Una pieza grande de brócoli (corta solo los “arbolitos”)
  • Sal al gusto

Preparación:

  1. Enjuaga las lentejas y ponlas a hervir con el ajo y la cebolla.
  2. Cuando esté hirviendo agrega poco a poco el resto de los vegetales y baja el fuego.
  3. Ve mezclando de manera uniforme y luego de unos 25 minutos agrega los “arbolitos” de brócoli.
  4. Agrega una pizca de sal y  deja  unos 10 minutos hasta que se cocine

2. Sopa de tomates

La sopa de tomate es un clásico en las recetas para perder peso, además de ser muy fácil de preparar:

Ingredientes:

  • 6 tomates pelados
  • 2 pimentones rojos
  • 6cebollas
  • apio
  • repollo o col
  • sal y pimienta al gusto.

Preparación muy sencilla. Solo debes echar en una olla con agua todas las verduras picadas en trozos pequeños. Dejar hervir por unos 30 minutos y luego añade sal y pimiento, listo. Puedes servir caliente y consumirlo como almuerzo o cena.

3. Sopas quema grasas de coliflor

Otra excelente alternativa es una sopa quema grasa a base de coliflor, calabaza y leche de coco.

Los ingredientes son:

  • dos cucharadas de aceite
  • una coliflor
  • ¼  de taza de chalota picada
  • cilantro
  • zanahoria
  • ajo
  • leche de coco
  • caldo de verduras
  • agua
  • puré de calabazas.

Preparación:

Pon a precalentar el horno a 400 C. Mete la coliflor en una bandeja con el aceite de oliva, sal, pimienta y el cilantro.

Una vez listo, se debe colocar en una olla con agua y el resto de los ingredientes. Deja cocinar por media hora y ya. Puedes consumir esta deliciosa sopa estilo crema. Cumple con el cronograma de sopas quemadoras de grasa durante una semana y verás los resultados muy rápido. Deja las comidas sólidas para luego. Acompaña con ejercicios o actividades al aire libre. Consume mucha agua para hidratarte todo lo necesario.

Sopa de avena

  • 1 taza de avena natural
  • 1 ½ de caldo de verduras
  • 1 o dos cucharadas soperas de miso (una pasta que se obtiene de la soja)

Preparación:

  1. Vierte el caldo en una olla. Cuando rompa a hervir, agrega la avena y cocina a fuego medio durante 10 minutos.
  2. Retira del fuego e incorpora el miso, deja que se disuelva, tapa la olla y deja reposar durante toda la noche.
  3. Al día siguiente procesa tu sopa con la batidora hasta que quede una especie de licuado de avena.
  4. Puedes consumirla caliente, tibia o fría.

Importante: No se recomienda seguir un plan de dieta sin el asesoramiento profesional ni la previa consulta médica para evaluar nuestra condición física y estado de salud.

Dile adiós a los kilos de más con estas sopas adelgazantes
5 (100%) 6 de voto[s]