El germen de trigo para bajar de peso en un mes

Beneficios del germen de trigo para incluirlo en la dieta

¿Deseas perder esos kilos de más? Tu objetivo debe ser seguir un hábito de vida saludable, pero para lograrlo, deberás incluir un alimento importante, el germen de trigo que te puede ayudar a bajar de peso en un mes o menos. Ideal para combinarlo en cualquier comida o bebida, gracias a su contenido en ácido linóleo, fibra y vitamina E.

En comparación a la avena, el germen de trigo contiene el doble de fibra. Eso favorecerá a bajar de peso mediante el movimiento de materia sobre el sistema digestivo. Es entonces que por cada 100 gramos solo aportará 320 calorías. Suficiente fibra calórica para mantenerte satisfecho durante cada comida.

El germen de trigo para bajar de peso en un mes

El germen de trigo cuenta con propiedades que aportan energía al organismo a través de la absorción de grasa acumulada, asimilación de azucares y proteínas gracias a su contenido de ácido linoleico. Además, también será bueno para regular el azúcar en la sangre, contrarrestar la anemia, rejuvenecer la piel y reducir el colesterol malo.

La fibra soluble de este alimento, atrae el agua para convertirse en gel durante el proceso de la digestión. De esta forma el proceso digestivo va más lento, que en consecuencia reducirá los niveles de colesterol y permitir el consumo de menos calorías. Por otro lado, el germen de trigo ayudará a regenerar los tejidos, mantener los músculos en óptimas condiciones y una correcta salud cardiovascular.

¿Cómo consumir el germen de trigo?

La fibra soluble permitirá estar satisfechos hasta la siguiente comida del día, por lo que ayudará en bajar de peso. Es así que a continuación te dejaremos algunas recetas que te ayudará a evitar pasar hambre mediante una bebida o smoothie.

1. Smooothie

Para esta receta necesitarás dos cucharadas de germen de trigo, dos cucharadas de miel, una manzana roja y dos peras. Antes de mezclar añade 100 mililitros de zumo de naranja. Al licuar todos los ingredientes se debe beber inmediatamente en el desayuno.

2. Galletas

El dulce también puede ser parte de la dieta. La fibra del germen de trigo actuará sobre la absorción de grasas, ya que evita y capta la metabolización. Para preparar las galletas necesitas 60 gr de azúcar, 125 gr de harina, 125 gr de mantequilla blanda, 35 gr de salvado de trigo, 1 huevo y 1 cucharadita de polvo de hornear. Al igual que hornear cualquier tipo de galleta, el proceso será el mismo, solo que añadiendo la cantidad recomendada de salvado de trigo.

3. Batido de fresa

Para movilizar los ácidos grasos depositados se necesita de fibra, en esa parte nos ayudará disminuyendo el tejido adiposo. Para eso será ideal tomar un batido de fresa, que también será rico en antioxidantes. Agrega a la licuadora ¾ de taza de fresas congeladas, la misma cantidad de leche descremada y dos cucharadas de germen de trigo. Mezcla todo y bébelo inmediatamente tras su preparación.

Recuerda que la fibra siempre proporciona satisfacción, debido a que incrementa su tamaño dentro de nuestro estómago. Eso envía señales a nuestro cerebro de que estamos llenos, para así reducir el apetito.