El sedentarismo acelera el envejecimiento cerebral

Persona sedentaria y los peligros para su salud

Hoy en día, el sedentarismo se ha convertido en causa de varias enfermedades por la falta de actividad física. Es una conducta propia de la manera de vivir, consumir y trabajar en las sociedades avanzadas, que te llevan a un estado de inactividad, ya sea por la falta de conocimientos sobre los beneficios de la actividad física, la insuficiencia de presupuestos para promover una actividad o educar al ciudadano; siendo una tarea difícil, pero no imposible.

El sedentarismo provoca envejecimiento cerebral

Investigadores afirman que lo ideal es realizar una rutina de ejercicios o caminata de 30 minutos, tres días como mínimo durante una semana, ya que se considera que una persona es sedentaria cuando su gasto semanal en actividad física no supera las 2000 calorías. También lo es aquella que sólo efectúa una actividad semanal de forma no repetitiva.

El ejercicio físico es una actividad planificada, estructurada y repetitiva que tiene como objetivo mejorar tu aspecto físico.

Riesgo de enfermedades cardiovasculares

El riesgo de enfermedad cardiovascular se duplica con el sedentarismo, de diabetes tipo II y de obesidad; aumenta la posibilidad de sufrir hipertensión arterial, osteoporosis, cáncer de mama y colon, entre otras enfermedades. Es una de las 10 causas fundamentales de mortalidad, morbilidad y discapacidad; constituyendo el segundo factor de riesgo más importante de una mala salud, después del tabaquismo.

La Organización Mundial de la Salud a través de un estudio asegura que la actividad física disminuye el riesgo de muerte prematura, el envejecimiento cerebral, de padecer enfermedades cardiovasculares; así como la prevención de la hipertensión arterial, dolores lumbares y de espalda. Contribuye al bienestar psicológico, elimina el estrés, la ansiedad, la depresión y los sentimientos de soledad.

Disminuye el tamaño del cerebro

Por su parte, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, explican que las personas en baja forma física en la mediana edad tienen cerebros de menor tamaño al cabo de un par de décadas. Por lo que el sedentarismo no solo puede disminuir nuestra capacidad cognitiva sino que también aumenta el riesgo de arteriosclerosis cerebral, mejor conocido como la demencia senil.

Las personas que llevan una vida activa tienen menos probabilidad de enfermarse y mayor probabilidad de vivir una vida más duradera, con buen estado físico y una sensación general de bienestar.

El ejercicio no tiene que ser enérgico, la idea es que busques e experimentes una rutina que se adapte a tus necesidades y gustos, como por ejemplo, caminar. La actividad física es vital para mantener un peso corporal saludable e incluso es de gran provecho durante el embarazo.

Sin embargo, asegúrese de tomar medidas para mantenerse fuera de las lesiones y recuerde que la alimentación y la hidratación son muy importantes a la hora de la actividad física. Ingerir los nutrientes correctos proporciona el combustible que usted necesita para hacer ejercicio.

Si quieres tener una vida activa y llena de años, no hay mejor remedio que el ejercicio. Nunca es tarde para empezar, no importa tu sexo, ni tu edad, ni tu condición física actual. Sólo hazlo sin pensar.