El verdadero significado de una dieta equilibrada

Qué es una dieta equilibrada

¿Buscando la forma de tener un peso adecuado? Seguramente habrás leído que lo lograrás con una dieta equilibrada, pero ¿cuál es el verdadero significado?

Pues, primero es necesario explicar que una dieta equilibrada no significa comer poco, dejar a un lado tus alimentos favoritos ni mucho menos pasar hambre. Lo que quiere decir es que se tienen que combinar de forma adecuada los diferentes grupos de alimentos.

El significado de una dieta equilibrada

Dentro de ellos están las frutas y verduras, cereales y pan, carnes y pescados, grasas y carbohidratos, y lácteos. Todos son necesarios para que el ser humano tenga todos los nutrientes necesarios que le brinden una buena salud.

Ningún alimento por sí solo brindará todos los minerales y las vitaminas que tu organismo requiere para funcionar de manera adecuada. Por ello la gran importancia de saber combinar las proteínas, los carbohidratos y las grasas saludables.

También es necesario mantener una correcta hidratación, por ello, especialistas recomiendan consumir al menos unos ocho vasos de agua diariamente, o el equivalente a 2 litros de agua por día.

Seguramente, el ajetreo diario hace que muchas personas deban comer lo que tienen más fácil a la mano, y no precisamente los alimentos más sanos. Es un error. Siempre se debe procurar comer bien y practicar ejercicios, debido a que los malos hábitos alimenticios combinados con una vida sedentaria se pueden traducir en excesos de peso, cansancio excesivo, colesterol elevado, falta de energía, alta presión arterial, o que se incrementen los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares.

Componentes de una dieta equilibrada

Las proteínas son necesarias para mantener y desarrollar los tejidos musculares. Se hallan en la carne roja y blanca, pescado, huevos, y lácteos.

Las vitaminas se encuentran en casi todos los alimentos naturales, como las frutas. Lo aconsejable es consumir por lo menos cinco raciones de frutas y verduras cada día.

Los carbohidratos son aquellos que generan la energía necesaria para que el cuerpo funcione bien. Sin embargo, no se debe abusar de ellos, sobre todo los carbohidratos simples. Dentro de ellos se encuentran: cereales, arroz, pan, azúcares, y pastas.

Agrega también alimentos que tengan grasas saludables, minerales, fibra y agua.