Incorpora la dieta macrobiotica para prevenir enfermedades

Beneficios de la dieta macrobiótica

Los planes alimenticios generalmente están marcados por el cambio de hábitos y la inclusión en la dieta de alimentos saludables, con muy bajo porcentaje de grasa y azúcar, pero con un muy alto beneficio para el organismo.

Por ello, es necesario aprender a comer este tipo de alimentos, y si no te gusta o no te sientes cómodo/a comiéndolos, es momento de que sepas cómo adaptarte a comer vegetales y legumbres durante una dieta.

El compromiso y consistencia es vital

Cuando se toma la decisión de comer mejor, bien sea para bajar de peso o mejorar la salud, es importante que esa decisión se mantenga a lo largo de la vida, para tener resultados visibles, y por supuesto mantener al cuerpo en excelente condición por mucho más tiempo. Por ello, el compromiso y consistencia es vital en este asunto; compromiso contigo mismo, con tu cuerpo, tu salud y tu bienestar.

Entonces, una vez estés comprometido con esto, será mucho más llevadero afrontar la serie de cambios que están por venir en tu estilo de vida alimenticio. Si eras amante de las comidas chatarras, pero odiabas una ensalada de vegetales, es momento de cambiar ese chip mental y no ser esclavo de la gula y las percepciones erradas que tiene el cerebro de que aquello es más delicioso que esto.

La dieta macrobiótica

Embarcarse en dietas, por supuesto no es fácil y mucho menos si son tan estrictas como la dieta macrobiótica, pero por supuesto que es ideal para aprender a comer vegetales y legumbres. Esta consiste en el establecimiento de un plan alimenticio diario que incluye 50 a 60% de cereales, 25 a 35% de verduras y 10 a 15% de legumbres como base, acompañados de otros alimentos como frutas, semillas, pescados, aceites funcionales, condimentos, especias y bebidas especiales.

¿Por qué hacemos énfasis en esta dieta? Porque más que intentar insertar todos estos alimentos de forma violenta en la dieta diaria del individuo, se rige bajo 3 conceptos que son los claves para entender por qué es tan positivo el consumo de vegetales y legumbres.

  • El primer concepto, plantea que debemos comer más alimentos de origen vegetal según nuestros patrones biológicos.
  • El segundo concepto explica que el tipo de alimentación que llevamos debe estar marcada por el clima y lugar geográfico en el que vivimos, acentuando el consumo de alimentos tradicionales que se han mantenido en las mesas durante siglos: cereales, verduras y legumbres.
  • El tercer y último concepto plantea la teoría del Ying-Yang como base de estilo de vida que logra el equilibrio cuando fusionamos de forma inteligente las cualidades energéticas y metafísicas del individuo.

Así, la dieta microbiótica se convierte en más que un régimen alimenticio, llegando a ser un esquema que fusiona lo psicológico con lo físico con el objetivo de conseguir bienestar.

Bibliografía:
  1. González Montesino D. Capacidad antioxidante y aporte de polifenoles de la dieta macrobiótica implementada en el Instituto Finlay [thesis] Junio, Cuba: Opción al Título Académico de Master en Ciencias y Tecnología de los Alimentos. Facultad de Farmacia y Alimentos. Universidad de la Habana; 2009. []
  2. Dietary Reference Intakes for Energy, Carbohydrate, Fiber, Fat, Fatty Acids, Cholesterol, Protein, and Amino Acids (Macronutrients). Report of the Panel on Macronutrients, Subcommittees on Upper Reference Levels of Nutrients and Interpretation and Uses of Dietary Reference Intakes, and the Standing Committee on the Scientific Evaluation of Dietary Reference Intakes. i.e. Nacional Academies Press, USA, 2005, http://www.nap.edu/catalog.php?record_id=1049025.