Jarabes naturales para la tos y limpiar los pulmones

Jarabe casero para la tos

La tos es una afección muy molesta que se produce para despejar las vías de alguna molestia, si ocurre ocasionalmente no es problema, pero cuando dura más de lo normal causa otras molestias como dolor de pecho e irritación de garganta, en este artículo te daremos dos recetas de jarabes naturales para la tos que son muy efectivos.

Ante la presencia de tos por más de tres días, es recomendable la consulta con un médico que pueda evaluar nuestra salud.

Rectas de jarabes Naturales

Estas recetas naturales te ayudarán a tratar la tos y limpiar tus pulmones de una manera totalmente natural.

1. Jarabe para la tos con jengibre

El jengibre actúa como un descongestionante natural y también alivia el dolor de garganta, gracias a sus propiedades anti-inflamatorias, antioxidantes, antivirales y antibacterianas.

Ingredientes:

  • Jengibre
  • Miel pura
  • 2 limones
  • Agua

Preparación:

Pelar un trozo de raíz de jengibre y cortarlo en rodajas. Rallar los 2 limones, verter una taza de agua en una olla, añadir 1/4 de taza de rodajas de jengibre, 1 ½ cucharadita de cascara de limón, pon a hervir por 5 minutos, baja del fuego y deja reposar, vierte una taza de miel y vuelve a calentar sin dejar que hierva, añade el jugo de limón una vez que baje del fuego, mezcla bien, deja reposar y coloca en un frasco de vidrio donde se pueda almacenar.

2. Jarabe de cebolla y miel

La miel es otro remedio recomendado para ayudar a calmar la tos y las molestias en la garganta. Además, tiene propiedades antioxidantes y antimicrobianas que ayudan a combatir las infecciones del tracto respiratorio superior.

Ingredientes:

  • 1 cebolla morada
  • agua
  • ¼ cucharada de miel

Preparación:

Pela la cebolla y córtala en cubos, llévala a la licuadora con un poco de agua y bate hasta obtener una mezcla homogénea, retira de la licuadora y lleva a un bol donde puedas mezclar, coloca la miel y mezcla muy bien hasta integrar todo, coloca la mezcla en un frasco de vidrio que pueda cerrar herméticamente y reserva en la nevera para tomar una cucharada tres veces al día.

3. Jarabe de ajo

Esta preparación para calmar la tos puede parecer un jarabe de mal sabor, sin embargo, sus resultados son excelentes para mejorar nuestra salud y calmar la tos.

Ingredientes:

  • 2 dientes de ajo
  • 2 vasos de agua
  • 1 taza de vinagre de manzana
  • 3 cucharadas de miel

Se deben sumergir tres cabezas de ajo peladas y cortadas en rodajas en dos vasos de agua.

Poner todo en una cacerola y cocinar hasta que el agua se haya reducido a la mitad. Luego se retiran los dientes de ajo y se agrega 1 taza de vinagre de manzana y 3 cucharadas de miel al líquido obtenido.

Se revuelve muy bien y se deja hervir. Posteriormente dejaremos enfriar y guardamos en una botella de vidrio en el refrigerador. Se puede tomar una cucharada al día.

Tés de hierbas para la tos seca

Para la tos seca es bueno beber mucho líquido, para hidratar, calmar y desinfectar la garganta, calmar los ataques de tos y la sensación de náusea que pueden causar.

Algunos remedios naturales son para crear una mezcla balsámica y calmante de la tos, a la que agregamos una buena cucharada de miel:

  1. Malva: rica en flavonoides y mucílagos, tiene una acción antiinflamatoria sobre las membranas mucosas de la cavidad oral, el esófago, el estómago e incluso el intestino. Es emoliente, calmante, expectorante.
  2. Linden: remedio rico en mucílago, juega una acción mucolítica y antiinflamatoria en caso de tos. Reduce los espasmos, calma toda la sección de la cavidad bucal.
  3. Altea: los mucílagos son el elemento principal de estos remedios, que les confieren propiedades calmantes, emolientes y descongestivas. Está indicado en casos de infecciones del tracto respiratorio, dolor de garganta e irritación de la boca, como estomatitis y gingivitis.