Jugo natural para saciarte y reducir el peso

Aprende a preparar un jugo natural para bajar de peso y saciarte, manteniendo tu cuerpo en óptimas condiciones para no acumular kilos de más.

jugo natural para saciarte

Generalmente en las publicaciones que se hacen en torno a los productos naturales para bajar de peso, es muy común que se haga mención de las frutas y de las verduras, como las opciones más recomendables para integrar a nuestra dieta, si lo que deseamos es perder peso de forma saludable.

Beneficios de los jugos naturales

Es por esta razón que, poco a poco, han ido ganando un espacio en el campo de las dietas los jugos naturales para bajar de peso, los cuales son diseñados a partir de criterios científicos que tienen en consideración cada una de las propiedades de los ingredientes que los componen.

Ten en cuenta que los jugos naturales son una manera alternativa de consumir las frutas y verduras sin perder sus propiedades, al contrario, las vamos a potenciar al combinarlas con otros productos naturales.

Igualmente al ser de origen natural, estamos evitando una alta exposición a sustancias químicas, todo lo contrario a lo que podría suceder con ciertos productos que se comercializan en el mercado.

Un jugo de tomate, apio y pepino para bajar de peso

Destaquemos en primera instancia, que se trata de un jugo natural con una composición calórica bajísima, y que al tiempo le ofrece al organismo una gran cantidad de nutrientes. Es una combinación excelente para quien tenga como objetivo deshacerse de unos cuantos kilos de más de su cuerpo.

A su vez, es un jugo con antioxidantes, fibra y vitaminas que se encargan de optimizar el funcionamiento de los órganos que liberan al cuerpo de líquidos y toxinas. Igualmente es un jugo natural para controla la ansiedad por su capacidad para saciarnos, así que en cuanto tengas algo de hambre y estés por fuera de la hora de la comida, te recomendamos que tomes un poco de este jugo.

Los ingredientes que necesitas son:

  • Un vaso con agua.
  • Una rama de apio.
  • Dos tomates con cáscara.
  • Medio pepino con cáscara.

Lava cada uno de los ingredientes y luego córtalos todos en trozos. Llévalos a la licuadora y agrega el vaso con agua. Procesa por unos cuantos minutos hasta que obtengas un licuado sin grumos.

Sirve el jugo de inmediato y tómalo en ayunas todos los días. También es útil si lo consumes antes de tus comidas principales, aunque en este caso limítate a hacerlo por dos semanas.

Vota esta publicación