Jugo verde: 4 consejos para aprovechar mejor sus beneficios

Cómo aprovechar al máximo los beneficios del jugo verde

Hay algunas estrategias para poder aprovechar el jugo verde al máximo, sabiendo combinarlo con los ingredientes adecuados, tomándolo en las horas correctas y con los vegetales adecuados.

Todos saben de los beneficios del jugo verde, o jugo detox, para la salud. Desde una placentera y refrescante bebida del día a día, hasta sus diversos factores nutricionales indispensables para el cuerpo; sin duda se trata de una de las mejores opciones para una dieta funcional, equilibrada y orientada a la limpieza y desintoxicación del organismo. Sin embargo, lo que muchos desconocen, es que para tu mejor provecho en una alimentación saludable, son necesarios algunos cuidados sencillos, pero especiales.

Jugo verde como aliado de la salud

Un jugo verde contiene al menos el 60 por ciento de los vegetales verdes crudos; cuanto más, mejor: la clorofila en los vegetales verdes tiene un efecto purificador y debería tener un efecto rejuvenecedor. Así que apoyamos nuestras curas de desintoxicación y al mismo tiempo reducimos nuestro apetito por el azúcar y los dulces.

La base de un jugo verde es, por lo tanto, usualmente las verduras de hoja verde, como la espinaca, el repollo, la lechuga y las verduras de color verde, como los pepinos y el apio, entre otros.

A estos se les unen otros tipos de vegetales como zanahorias o remolachas y pequeñas porciones de frutas: frutas verdes como manzanas y uvas o toques de color como bayas. Para una variedad en el sabor, se añaden hierbas silvestres, limón, lima, aceite de coco, jengibre o incluso chile y pimienta. Para un poco más de dulzura, también puede agregarse miel pura de abeja u otros edulcorantes naturales al jugo verde.

Cómo aprovechar los beneficios del jugo verde

El jugo verde contribuye con el trabajo de desintoxicación, para dejar el cuerpo libre para recibir el mejor de los alimentos tienen que ofrecer. Funcionando de manera regulada, la captación de los nutrientes se hace más grande, más rápida y eficaz. Por eso, sólo un cuerpo limpio es capaz de aceptar nuevas dietas.

A continuación, te presentamos cuatro consejos básicos del jugo verde:

Cambia los ingredientes

Busca hacer una mezcla de las hortalizas, hojas, frutas, verduras, etc. Lo ideal es variar todos los días, pero como la mayoría no tiene un huerto a su disposición en la casa, busca siempre comprar ingredientes diferentes. Cada alimento tiene sus propios nutrientes, vitaminas y minerales, siendo imprescindible esta variación para la absorción de todas las sustancias por el organismo.

Vegetales

Busca información sobre los vegetales que pueden ayudar a hacer de tu jugo verde una bebida aún más poderoso. Utiliza cada vegetal como un verdadero aliado. Si sufres de retención de líquidos, por ejemplo, trata de usar vegetales diuréticos como el tallo de apio, piña o, incluso, exprimir una naranja.

Para el intestino obstruido, se recomienda el uso de la naranja. Añadir chía al jugo también ayuda mucho. Para el mejor funcionamiento del metabolismo, una buena opción es usar el jengibre en el jugo verde y añadir, en vez de agua, el té de hibisco o té verde (naturales).

La hora correcta

Nada mejor que empezar el día para degustar esta bebida. Lo ideal es tomar el jugo verde en ayunas, unos 20 minutos antes de comer. Este tiempo es suficiente para que los nutrientes, fibras y minerales del jugo sean absorbidos, pues, el estómago vacío, los nutrientes son mejor absorbidos. Sin embargo, nada impide que la especialidad sea consumida en otros horarios y situaciones.

Conservación

Una buena opción es, por lo menos una vez por semana, comprar las verduras y sólo comenzar a batir y congelar cuando estén maduras. Así, utiliza los cubos de hielo por el resto de la semana, hasta que llegue el día en que la beberás.