La importancia del desayuno en la dieta

La importancia del desayuno

El desayuno es más importante de lo que pensamos, y a continuación, podrás saber cuales son los factores que lo hacen indispensable para comenzar el día. Son una importante fuente de energía, y ponen nuestro cuerpo en funcionamiento, un buen desayuno puede ayudarte a bajar de peso aunque no lo creas.

¿Por qué tiene tanta importancia el desayuno?

Seguramente ya hemos oído que el desayuno es la comida más importante del día. Efectivamente esto es así, ya que según los especialistas la primera comida del día le aporta al organismo los nutrientes y la energía que necesita para funcionar correctamente.

Es necesario mencionar que no solo se trata de “comer algo” a la hora del desayuno, sino de saber consumir un desayuno saludable y poder aprovechar todos sus beneficios.

Sin embargo esto no culmina a aquí. El desayuno además de ser importante, vendría siendo fundamental, si queremos gozar de una excelente salud.

Es importante destacar que si la persona se acostumbra a no comer durante las primeras horas del día, al momento que vaya a ingerir alimentos consumirá una cantidad excesiva de los mismos, dando por resultado el posible aumento de peso si se mantiene en esa misma postura por largos períodos de tiempo.

Esto causara que el organismo se descontrole debido a que nuestro organismo se acostumbra, dependiendo de nuestra rutina diaria, por ejemplo:

Un patrón normal al que podría estar acostumbrado nuestro organismo seria:

  • Desayuno – Ración normal de alimento.
  • Almuerzo – Ración normal/grande de alimento.
  • Cena – Ración pequeña de alimento.

Si seguimos este patrón, nuestro organismo se acostumbrara a que en esas horas deberá consumir una cierta cantidad de alimento.

Ahora bien, volviendo al tema que nos interesa, si rompemos este patrón tendríamos este resultado:

  • Desayuno – Ningún tipo de alimento.
  • Almuerzo – Ración grande/excesiva de alimento.
  • Cena – Ración pequeña/normal de alimento.

Como podemos observar, el organismo se descontrola en la cantidad de alimentos que debe asimilar.

Por lo tanto, esto traerá consecuencias notables a nuestra salud.

Empezando por el sobrepeso, ya que al ingerir tantos alimentos el organismo no será capaz de digerir correctamente todo. Por lo tanto, se ira acumulando contenido graso en el cuerpo.

Por otro lado, saltarse el desayuno de manera habitual puede ocasionar enfermedades como la diabetes tipo 2, colesterol alto, anemia, entre otras.

Cualquier persona que se salte regularmente el desayuno corre el riesgo de enfermarse con diabetes tipo 2. Este es el resultado de una investigación reciente en el Centro Alemán de Diabetes, publicado en el ‘Journal of Nutrition‘ .

En resumen, el desayuno es fundamental para regularizar nuestros ciclos vitales y mejorar nuestra calidad de vida.