Los alimentos que producen granos y espinillas

Mujer con espinillas en el rostro

Lo que comes puede beneficiar tu piel y tu salud, o puede perjudicarlas, dependiendo de la alimentación que llevas tu piel puede estar más sana o llenarse de granos y espinillas, conoce los alimentos que producen granos y espinillas, los cuáles deberías evitar si sufres de acné.

Aun cuando los barros y espinillas aparecen por inflamación, oxidación, estrés, azúcar en la sangre, la edad, otros padecimientos, etcétera; una mala alimentación puede empeorar la situación, existen algunos alimentos que hacen que los granos y espinillas aparezcan en tu rostro, espalda e incluso en las nalgas.

Alimentos que producen granos y espinillas

Hay muchos mitos que rodean la dieta del acné. ¿Son el chocolate, la leche y el azúcar realmente malos para tu piel? Sigue leyendo para conocer lo que dicen las investigaciones al respecto.

Cada cuerpo reacciona de manera diferente y no todas las personas toleran todo igual de bien. Nuestro tracto digestivo no es un sistema sellado, sino que está permanentemente en intercambio con el resto de nuestro cuerpo. Innumerables factores, como las hormonas, la flora intestinal, las intolerancias, el estrés o la enfermedad pueden hacer que, incluso temporalmente, nos volvamos más sensibles a ciertos alimentos.

Pero algunos alimentos siempre son negativos en estudios sobre granos y acné. Y los investigadores lo saben hoy: existe una clara conexión entre la dieta y la textura de la piel.

Además de una dieta variada con muchos alimentos frescos y naturales, es necesario considerar ciertos alimentos antes de eliminarlos por completo, y conocer en verdad cuáles pueden ser los ingredientes que sí hay que descartar.

¿El chocolate hace feliz a tu piel?

Sí y no.El cacao presente en el chocolate le da su beneficio. Según los estudios, no afecta al acné e incluso contiene sustancias antioxidantes y antiinflamatorias que mantienen la piel en óptimas condiciones. El problema con el chocolate no es el cacao, sino el azúcar y otros aditivos como la leche en polvo y otros ingredientes poco saludables.

El chocolate no debería ser descartado, sin embargo, deberías optar por el chocolate negro o preparar un cacao en polvo sin azúcar, un poco de aceite de coco y una alternativa a la leche de tu elección.

¿Los productos lácteos promueven el acné?

Muchos estudios han encontrado asociaciones entre el acné y el consumo de productos lácteos. Sin embargo, los resultados rara vez son claros, ya que no se pueden excluir otros factores de influencia.

La leche de vaca contiene muchas hormonas de crecimiento que pueden alterar el equilibrio de la testosterona en el cuerpo humano y promover procesos inflamatorios. Las proteínas de la leche, la caseína y el suero de leche, también se sospecha que promueven el acné. Cómo exactamente funciona esto aún no se entiende claramente.

Muchas personas notan una mejora en la condición de la piel al retirar los productos lácteos, de manera controlada. Gracias a la leche de almendras, al yogur de coco y otras leches vegetales, se puede sopesar el abandono de la leche de vaca. Siempre procura que las leches vegetales sean libres de azúcares agregados.

¿El azúcar favorece el acné?

La llamada “carga glucémica” parece tener un gran impacto en la aparición de acné. Esto se refiere a la cantidad de carbohidratos presentes y el tipo de carbohidratos: carbohidratos simples.

Una carga glucémica alta tiene carbohidratos que pueden ser utilizados fácilmente por el cuerpo e ingresar rápidamente al torrente sanguíneo. Tales carbohidratos simples generalmente provienen de dulces, productos de harina blanca como pasteles y pasta o arroz blanco.

Los carbohidratos con baja carga glucémica ingresan a la sangre más lentamente, lo que provoca una respuesta de insulina más débil y nos permite permanecer llenos por más tiempo. El azúcar en la sangre provoca inflamación, por lo que no es nada aconsejable si se padece acné o granos en la cara.

Varios estudios han demostrado que una dieta con pocos carbohidratos simples reduce el acné, o sea sin alimentos refinados, dulces y golosinas. Aparentemente, el cuerpo produce menos hormonas y factores de crecimiento que promueven la producción de sebo. Las consecuencias agradables son glándulas sebáceas más pequeñas y áreas menos inflamadas para la piel.

Grasas trans y grasas buenas

La grasa en sí misma no es la culpable, pero es indispensable para una piel hermosa y firme; sin embargo, esto solo se aplica a las grasas buenas. Sin este tipo de grasas buenas, absorbemos los nutrientes de manera deficiente y no podemos ejecutar la producción de hormonas y acelerar el metabolismo de manera óptima.

Los ácidos grasos esenciales omega-3 son el ingrediente secreto en una dieta para mejorar la piel y evitar el acné. En particular, combaten la inflamación, los alimentos recomendados son las semillas, nueces, aguacates, pescado, lino y chía.

Las llamadas grasas trans causan exactamente lo contrario y no hacen bien a nuestra piel. Se producen por calentamiento o procesamiento pesado y se encuentran en comidas procesadas, pasteles, papas fritas, aceites vegetales fritos, como el aceite de soja o la margarina. También se deberían evitar los embutidos y alimentos grasosos.

Conclusión: olvídate de la “poca grasa” si quieres tener una piel hermosa, pero incorpora grasas saludables en cada una de tus comidas. Evita los alimentos que contienen ácidos grasos trans procesados ​​artificialmente. Ejemplos: mantequilla en lugar de margarina, latas de batata con salsa de aguacate en lugar de papas fritas, chocolate negro y nueces en lugar de dulces preparados.

5.0
04