Los beneficios de la gelatina frente al colágeno

Tazón de vidrio con cubos de gelatina roja y una cuchara. La gelatina y sus beneficios

La gelatina y el colágeno son dos proteínas que se asocian comúnmente por sus beneficios para la salud, como la curación del intestino permeable, favorecen la salud de la piel, mejoran la digestión y reducen el dolor en las articulaciones.

A menudo, es posible que veas que la gelatina y el colágeno se usan indistintamente. Pero aunque provienen de las mismas fuentes (huesos, piel y tejido) no son lo mismo.

Gelatina vs colágeno: similar, pero diferente

Como se mencionó, el colágeno se encuentra en los huesos y en el tejido conectivo. Ya que es demasiado difícil comer tendones o ligamentos, estas partes deben cocinarse utilizando un proceso llamado hidrólisis parcial para hacer que el colágeno sea digestible. La hidrolización y el secado de los huesos y tejidos es lo que forma el polvo de gelatina. En otras palabras, la gelatina es la forma cocinada del colágeno.

Hacer caldo de huesos es una de las formas más deliciosas de incluir más colágeno y gelatina en tu dieta. Al cocer a fuego lento huesos de animales y tejidos de animales en agua con otros aromáticos durante 20 a 24 horas, el colágeno y la gelatina se liberan de los huesos y se introducen en una sabrosa sopa.

Cuando se trata de suplementos de colágeno, es posible que hayas oído hablar del colágeno hidrolizado o péptidos de colágeno. Esta forma de colágeno es simplemente gelatina hidrolizada que se ha procesado más agresivamente para formar proteínas más pequeñas, que se pueden absorber fácilmente en el tracto digestivo.

En pocas palabras, las diferencias entre el colágeno y la gelatina se reducen a cómo se procesan. El método de procesamiento es lo que le da al colágeno y la gelatina diferentes texturas, beneficios para la salud únicos y les permite ser terapéuticos de diferentes maneras.

Entonces, ¿deberías usar péptidos de colágeno o gelatina? Echemos un vistazo rápido a los beneficios para la salud similares del colágeno y la gelatina. También a sus diferencias, para que puedas decidir cuál es la mejor para ti.

Qué tienen en común el colágeno y la gelatina

En primer lugar, dado que el colágeno y la gelatina se derivan de las mismas fuentes, tienen perfiles de aminoácidos idénticos. La mayoría de los aminoácidos esenciales que se encuentran en la gelatina y el colágeno son altamente antiinflamatorios (a diferencia de otras proteínas animales). Esto los hace beneficiosos para apoyar la salud y el bienestar general.

La gelatina y el colágeno contienen los aminoácidos prolina y glucosamina, así como las proteínas llamadas glicosaminoglicanos. Todos estos nutrientes favorecen la salud de las articulaciones al promover el crecimiento de cartílago nuevo y amortiguar las articulaciones. Se ha encontrado que tener más de estos nutrientes ayuda a reducir el dolor asociado con la artritis, la osteoartritis y la artritis reumatoide.

El aminoácido glicina también se encuentra en la gelatina y el colágeno. La glicina actúa como un poderoso antiinflamatorio natural que ayuda a mejorar la función de las articulaciones. También tiene el beneficio adicional de apoyar la función saludable del sistema nervioso, mejorar la calidad del sueño, generar colágeno y fortalecer el revestimiento intestinal. Como puedes ver, la glicina es una de las razones por las que el colágeno y la gelatina brindan beneficios para la salud a todo el cuerpo humano.

Por último, uno de los nutrientes más importantes para una piel saludable y de aspecto más joven es el colágeno.

La proteína más abundante que se encuentra en la piel es el colágeno, y ayuda a preservar la elasticidad de la piel para mantenerla suave, flexible y juvenil. Ya que nuestros cuerpos comienzan a producir menos colágeno una vez que alcanzamos los 25 años, el consumo de gelatina y colágeno a través de la dieta es especialmente útil para mejorar la salud de tu piel desde adentro hacia afuera.

Beneficios clave para la salud de la gelatina

Cuando el colágeno se hierve, se hidroliza parcialmente y se seca para formar gelatina, se convierte en un polvo seco y quebradizo. Pero cuando se mezcla con líquidos calientes, se disuelve en una sustancia similar a un gel (de ahí el nombre de gelatina).

La textura gelatinosa de la gelatina es la razón por la que es útil agregar gelatina a tus recetas como un agente espesante (como salsa casera, caramelos de vitamina gomosa y sopa). La textura similar a un gel también determina cómo tu cuerpo la digiere y absorbe, lo que puede influir en ciertos aspectos de tu salud. Estos pueden ser el equilibrio de los niveles de azúcar en la sangre hasta la reparación intestinal.

Reparación intestinal

Dado que la gelatina contiene 30 por ciento de glicina, es una de las fuentes más ricas de glicina en el planeta. Se ha demostrado que la glicina mejora la salud intestinal al reparar la pared intestinal y al sellar el revestimiento intestinal. Esto es esencial para curar el síndrome del intestino permeable. Además de las condiciones autoinmunes que se derivan del intestino permeable, como la artritis reumatoide y las alergias.

Balance de azúcar en la sangre

Un estudio mostró que cuando la gelatina se consume con azúcar, reduce la respuesta de la glucosa en casi un 50 por ciento. Esto sugiere que la gelatina es una proteína eficaz para reducir los picos y choques de azúcar en la sangre cuando se consume con comidas altas en carbohidratos. Por lo tanto, la gelatina también puede ser útil para controlar y mejorar la diabetes tipo 2 y otros desequilibrios de azúcar en la sangre.

Es posible que la digestión lenta y la tasa de absorción de la gelatina sea un factor que te permita reducir los picos de insulina. Además el estudio menciona específicamente el alto contenido de glicina en la gelatina que ayuda a reducir la respuesta de la glucosa. Dado que los péptidos de colágeno también contienen glicina, es posible que tengan un efecto similar.

Salud digestiva

La gelatina puede mejorar la regularidad intestinal y aliviar la hinchazón y el estreñimiento. Su textura gelatinosa absorbe el agua y ayuda a mantener el líquido en el tracto intestinal, que es necesario para promover una evacuación intestinal saludable y regular.

También se ha demostrado que la gelatina aumenta la producción de ácido gástrico (ácido del estómago). Lo que mejora la digestión y la absorción de nutrientes.

Efectos secundarios de la gelatina

Algunos pueden experimentar síntomas digestivos como gases, hinchazón y acidez estomacal al agregar gelatina a sus dietas por primera vez, o por comer demasiada. Esto se debe a que las moléculas más grandes de gelatina son “más pesadas” y pueden ser más difíciles de digerir.

Para evitar estos síntomas, es mejor comenzar con una porción pequeña de gelatina (como 1 cucharadita) y aumentar gradualmente a 1 o 1 y 1/2 cucharadas.

Beneficio clave para la salud de los péptidos de colágeno (colágeno hidrolizado)

Fácil de absorber

Como ya hemos dicho, los suplementos de colágeno en polvo son gelatina que se procesa de manera más agresiva utilizando hidrólisis. Esto forma moléculas más pequeñas llamadas péptidos de cadena corta.

Estos péptidos de cadena corta son más fáciles de digerir y absorber para tu cuerpo. Lo que significa que los aminoácidos en el colágeno hidrolizado pueden estar más biodisponibles y causar menos síntomas digestivos. No solo eso, es posible que debido a que los péptidos de colágeno son más fáciles de absorber, puedas notar los beneficios para la salud del colágeno antes de tomar los péptidos, en comparación con el polvo de gelatina.