Mitos y verdades del cáncer y la nutrición

Manzana mitos en nutrición contra cáncer

En el internet y en redes sociales es habitual que aparezcan supuestos “milagros” contra el cáncer en todo instante. Son textos que aseguran, sin evidencia a nivel científico ni fuentes médicas, cosas como, por ejemplo, que la moringa es la nueva arma para la cura de cualquier cáncer o bien que la manzana evita el cáncer de pulmón; o, que no se debe tomar té verde a lo largo del tratamiento contra esta enfermedad.

Y estas cosas se vuelven virales casi inmediatamente. Pero ¿por qué razón tanta gente admite estos remedios sin cuestionar su veracidad y hasta se pone violenta con quien duda de ellos? La respuesta es la debilidad que los pacientes o bien sus amigos y familiares sienten frente al cáncer. Es una enfermedad de la que la gente tiene mucho temor y piensan que no hay cura. Se aferran a cualquier cosa que cree una esperanza más allá del tratamiento usual.

Ciertos pacientes en fases más avanzadas del cáncer procuran salidas y opciones alternativas sin meditar racionalmente en su eficiencia. Si alguien afirma que se curó de un cáncer o bien que conoce a alguien que se curó tras comer o bien tomar algo, lo van a creer. No importa si no existen estudios que lo prueben; se habla y escribe acerca de ello en tantas ocasiones, en tantos lugares diferentes, que lo toman como verdad.

Mitos y verdades sobre la nutrición durante el cáncer

¿Qué lleva a la creación de estos mitos sobre alimentos milagrosos durante estas situaciones? En la mayor parte de los casos, empieza con elementos que han sido o bien son estudiados por la industria farmacéutica, mas terminaron desechados por el hecho de que no se hallaron en ellos substancias eficientes para la preparación de fármacos o bien cuyo trabajo todavía no ha terminado. Un trozo de información es manipulado y la historia toma proporciones enormes.

Es por ello que, a continuación, presentamos algunos de los principales mitos y verdades acerca de la alimentación y su relación con el cáncer:

Los vegetales verdes resguardan contra el cáncer de intestino

Cierto.

Aceleran el movimiento intestinal, facilitan la evacuación y probablemente impiden la capacitación de células cancerosas en el órgano. Sin embargo, no existen estudios determinantes con respecto a esto.

La manzana evita el cáncer de pulmón

Mito.

Una investigación efectuada en 2017 por la Universidad John Hopkins (USA) señala que quien come 3 porciones (en torno a cuatrocientos gramos) de manzana al día tiene una función pulmonar más fuerte y conservada, debido a las peculiaridades antioxidantes y antiinflamatorias de la fruta. Mas no existe ninguna conexión formal entre eso y el desarrollo de un cáncer de pulmón.

No se debe tomar té verde a lo largo del tratamiento

Cierto.

El té verde es metabolizado por exactamente las mismas enzimas precisas para la absorción de ciertos fármacos del tratamiento contra el cáncer. Por tanto, es mejor eludir la bebida a fin de que no reduzca la eficiencia de los fármacos.

El tomate previene contra el cáncer de próstata

Depende. No es un mito, mas es bastante difícil decir que es cierto. El licopeno de los tomates tiene la capacidad real de prevenir el cáncer de próstata, mas no hay estudios científicos que prueben que sea posible lograr algún resultado, aparte de tener una buena nutrición general.

El jengibre cura cualquier tipo de esta enfermedad

Mito.

No hay evidencia a nivel científico de que algún elemento del jengibre tenga la capacidad de sanar el cáncer. No obstante, es verdad que el jengibre calma los síntomas de malestar de la quimioterapia y la radioterapia, como las náuseas y mareos.