Porqué deberías consumir brócoli durante el embarazo

Beneficios de comer brócoli durante el embarazo

¿Esperas un nuevo miembro en tu familia? ¿Quieres asegurarte de seguir una dieta nutritiva durante el embarazo? ¿Estás cansada de alimentos blandos? ¿Quiere mejores opciones? Si asintió a varias de estas preguntas, debe considerar incluir el brócoli en su alimentación. Lea nuestro artículo y entérese de los beneficios de consumir brócoli durante el embarazo.

El brócoli es una verdura crucífera que pertenece originalmente a Italia y se hizo popular hace mucho tiempo, está lleno de nutrientes, antioxidantes y oligoelementos, ofrece muchas ventajas para usted y su bebé, para obtener sus beneficios puede comer brócoli crudo o cocido.

Brócoli durante el embarazo:

Vamos a echar un vistazo a algunos de los principales beneficios de comer brócoli durante el embarazo.

Previene la anemia

El brócoli es rico en hierro y ácido fólico, comer brócoli durante el embarazo asegura un buen nivel de hemoglobina y evita el riesgo de anemia.

Fortalece los huesos

Las mujeres son más propensas a la osteoporosis. El Brócoli es rico en calcio, magnesio, zinc y fosforo. Al consumirlo asegura una ingesta adecuada de todos los minerales esenciales que hacen huesos sólidos y evita el riesgo de osteoporosis.

Garantiza un embarazo saludable

El brócoli es una excelente fuente de ácido fólico, que elimina los defectos neurológicos, como la espina bífida, comer brócoli durante el embarazo asegura la salud de la madre junto a la de su bebé.

Protege la piel de los rayos UV

El brócoli es rico en glucorafanina sulforafano y minimiza la inflamación de la piel y el daño resultante de la exposición a la radiación ultravioleta, el brócoli es una fuente rica de vitamina B, vitamina E, vitamina A, vitamina K, omega-3 ácidos grasos, aminoácidos, y ácido fólico.

Aumenta la inmunidad

El brócoli está lleno de vitamina C, betacaroteno, selenio, zinc, cobre, fósforo y otras vitaminas y minerales esenciales. Comer brócoli durante el embarazo aumenta nuestra inmunidad evitando así el riesgo de enfermedades en infecciones tanto a la mamá como al bebé.