Remedios Naturales Salud

Remedios caseros naturales para tratar los herpes

El herpes es una infección producida por el virus herpes simple y se manifiesta en la boca o los genitales, son conocidos como tipo 1 y tipo 2. Este virus podría tener años en el organismo y solo aparecer cuando el organismo tenga cambios o el mismo lo desencadene, la manera en que este virus se propaga es directamente con la saliva o al estar en contacto con fluidos corporales durante la realización del acto sexual.

como tratar los herpes

Remedios caseros para los herpes

Es importante tratar de inmediato el herpes, por eso hoy te traemos algunos remedios caseros naturales para tratar los herpes:

Yogurt y limón

En una taza coloca suficiente cantidad de yogurt para cubrir el área afectada y agrégale algunas gotas de limón, mézclalas muy bien y ponlas en las ampollas que el herpes produce y no lo retires hasta que vayas a colocar la mezcla de nuevo. Es importante realizar esta acción por lo menos 3 veces al día, gracias a las propiedades del yogurt este remedio casero te proporcionara rapidez al secar las ampollas y el limón tiene efecto antibiótico, lo que ayudara a desaparecer la infección y a su vez acelerará el proceso de curación.

Puedes Leer:   Cómo evitar el efecto rebote en la dieta

La sábila

Luego de limpiar o lavar muy bien el área afectada coloca con un algodón un poco de sábila, la sábila con sus propiedades te ayudaran eficazmente a secar las ampollas que produce el herpes y a desaparecer la infección de una forma rápida, es importante realizar este proceso varias veces al día para obtener mejores resultados.

El hielo

En una bolsa de plástico o en un pañuelo envuelve el hielo y ponlo en la zona afectada y esto te ayudara a reducir la inflamación, la picazón y el ardor que produce el herpes. Es importante no aplicarlo directamente en la piel porque esto podría lesionar la misma mucho más de lo que está.

El jugo de naranja

hombre con herpes

La vitamina C que el jugo de naranja aporta ayuda a fortalecer el sistema inmunológico (además de otras vitaminas necesarias) por lo tanto ayudara al organismo a combatir la infección. Además también ayudara a reducir las molestias que el herpes ocasiona. Es importante consumir la dosis diaria de vitamina C necesaria, para saber cuál es la dosis diaria para tu organismo, consulta a tu medico (generalmente se recomienda de 75 a 80 mg).

Puedes Leer:   10 beneficios de beber agua de limón caliente cada mañana

El tomate verde

En una taza pequeña mezcla la pulpa de un tomate verde con una cucharada pequeña de bicarbonato de sodio, cuando consigas una mezcla homogénea aplícala en la zona afectada por el herpes. Además de reducir las molestias hará que las ampollas desaparezcan mucho más rápido de lo esperado, lo ideal es aplicarlo al menos 2 veces al día luego de limpiar el área muy bien para evitar infecciones mayores y por lo tanto mayores molestias.

La leche

Si el virus está iniciando y aplicas leche en la zona afectada puedes reducir el tiempo que dure la infección a la mitad. Por esto se recomienda tratar el herpes inmediatamente, además la leche disminuirá los síntomas y las molestias considerablemente.

El té de manzanilla

Uno de los desencadenantes del herpes es el estrés,el puede hacer que la afección sea mucho mayor de lo que ya es y esta situación de por sí ya produce ansiedad en algunos pacientes, por lo tanto se les recomienda tomar té de manzanilla para que los relaje y erradique por completo el estrés. Y así evitar o reducir factores que empeoren la enfermedad o que expandan la zona afectada.

Puedes Leer:   ¿Los anticonceptivos pueden causar cáncer?

Yogurt y sal

En una taza pequeña mezcla yogurt con un poco de sal, mézclalo bien y cuando tengas una mezcla homogénea, coloca un poco en la zona afectada esto ayudara a reducir la infección y a eliminar de una forma eficaz las ampollas dos veces más rápido de lo normal, también puedes comer yogurt (sin sal) ya que ayudara a tu organismo a eliminar el herpes mucho más rápido.

Es importante consultar al médico, ya que el autorizara o no la utilización de alguno de estos remedios caseros. Recuerda que es mucho más fructífero trabajar en conjunto con el médico.

Comentarios

Etiquetas