Remedios caseros para todas las dolencias

A veces pensamos que los mejores remedios son encontrados en las farmacias, pero, aunque son muy buenos, nada funciona tan bien como lo natural y lo orgánico. Lo mejor es usar las plantas, frutas, y los productos que provienen directamente de la naturaleza para ayudarnos a tener una buena y perdurable salud.

mejores remedios caseros para la salud

Los mejores remedios caseros para la salud

Hay cientos de remedios caseros que nos pueden ayudar de una u otra forma, pero hay productos específicos que siempre deberíamos tener en nuestros hogares, ya que tienen un uso polivalente:

1. Aloe vera también llamada sábila:

Está planta es maravillosa, ya que funciona para prácticamente todo. Los usos de esta planta vienen desde quemaduras (usando la pulpa de la penca lavada en la zona afectada), hasta detener la caída del cabello (mezclando la pulpa con el shampoo en nuestra mano y lavando nuestro cabello).

La sábila contiene vitaminas A, del grupo B, C, minerales, aceites, ácidos grasos (oleico y linoleico), aminoácidos; tiene la propiedad de regenerar las células de la piel; tiene acción digestiva; tiene efecto depurativo; favorece la regeneración de tejidos internos; elimina hongos y virus; regenera las células de la piel; tiene efecto analgésico; protege el sistema inmunitario y posee acción antiinflamatoria.

2. La naranja:

naranja como remedio casero

La naranja contiene vitaminas importantes como ácido fólico, vitamina C, vitamina A y otras vitaminas del grupo B. También contiene minerales tales como potasio, cobre y calcio. La naranja además, es rica en fibra, la cual, ayuda a bajar el colesterol y a mantener bajo control los niveles de azúcar en la sangre. La mejor manera de obtener los beneficios de la naranja, más que tomando su delicioso jugo, es comiendo la fruta directamente, ya que ésta contiene fibra y el jugo no.

Estos compuestos en unión con la vitamina C, hacen de la naranja un poderoso antioxidante que previene el daño celular. Las naranjas también son una buena fuente de beta caroteno, otro potente antioxidante que previene el daño causado al organismo por los radicales libres. También contienen magnesio para regular la presión arterial, potasio para la salud cardiovascular y tiamina para convertir los alimentos en energía. Por este motivo, con solo incluir en nuestra dieta diaria el jugo de la naranja, o consumirla como merienda o en el desayuno, ayudará a proteger nuestro sistema inmunológico.

3. La miel:

miel remedios casero

La miel tiene una composición química inusual que la mantiene fresca indefinidamente sin echarse a perder, además, de la mano de tener un sabor delicioso y usarse para endulzar todo tipo de alimentos, la miel es usada para curar de todo, desde rozaduras y quemaduras, hasta considerarse uno de esos remedios milagrosos para el cáncer. La miel tiene tantas propiedades, que es considerado poéticamente “el elixir de la vida”, entre esas propiedades están: aliviar la tos, mejorar la memoria, puede matar bacterias resistentes a antibióticos y es buenísimo para tratamientos de belleza en la piel.

4. El ajo:

El ajo es uno de esos ingredientes milenarios que se ha usado de generación en generación. Contiene aminoácidos y minerales como calcio, manganeso, potasio, fosforo, selenio, sodio, hierro, zinc, vitamina C, vitamina B6, ácido fólico, etc. Por todos esos nutrientes y vitaminas, el ajo tienen una multitud de usos: es usado para mejorar la circulación, con sólo ingerirlo continuamente, incluso en las comidas, es usado para eliminar los líquidos, tomándolo en ayunas; también ayuda a combatir las bacterias, favorece la digestión, y ayudar a combatir el cáncer.

5. El jengibre:

El jengibre es una de las plantas usadas en la medicina tradicional china; además, es un antiinflamatorio natural que ayuda a combatir enfermedades respiratorias y problemas digestivos. Es muy rico en aceites esenciales, vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos, otorgando así múltiples beneficios. Ayuda a disminuir los dolores reumáticos y menstruales, es eficaz contra la gripe y los resfriados al favorecer la expectoración, mejora el flujo sanguíneo, por lo que previene las enfermedades cardiovasculares, combate el envejecimiento prematuro y reduce los niveles de estrés, facilita la digestión, entre otros.

Aunque el jengibre tiene un ligero sabor picante, es muy delicioso y nutritivo, y podemos consumirlo de diversas maneras. Ya sea a través de infusiones, jugos o licuados, o en ensaladas, guisos o salteados, e inclusive hay diversos postres que se pueden hacer con este producto.
Son muchos los productos naturales que en el día a día nos ayudan a mejorar nuestra salud.

En caso de enfermedad o problema leve, los remedios caseros son una opción muy a tener en cuenta sin llegar a sustituir nunca una consulta clínica.

Vota esta publicación