Síntomas que indican que eres intolerante a la lactosa

Mujer con intolerancia a la lactosa
Dietas Faciles
Escrito por Dietas Faciles

La intolerancia a la lactosa no se debe confundir con una alergia. Esta intolerancia puede dar síntomas más o menos graves. Aquí alistamos los signos más importantes.

¿Qué es la lactosa?

La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche. La intolerancia se debe a su mala asimilación. La enzima responsable de su digestión es la lactasa. A medida que crecemos, nuestro cuerpo produce cada vez menos. Alrededor del 70% de los adultos ya no tenemos suficiente lactasa para digerir la lactosa adecuadamente.

Cómo saber si eres intolerante a la lactosa

Los síntomas más frecuentes de la intolerancia a la lactosa son el dolor e hinchazón abdominal, diarrea, flatulencias, retortijones, vómitos o náuseas. Estos síntomas aparecen entre 30 minutos y 2 horas después de haber ingerido alimentos con lactosa; y desaparecen entre 3 y 6 horas más tarde.

Sigue leyendo para descubrir cómo saber si eres realmente intolerante a la lactosa o tienes algún otro tipo de intolerancia.

Dolor de estómago e hinchazón

Son dos síntomas muy comunes de la intolerancia a la lactosa. Cuando el cuerpo no puede “descomponer” la lactosa, este azúcar llega en su forma original hasta el intestino. El problema es que el intestino no puede asimilarlo. Como resultado, se fermenta y es comido por las bacterias presentes en el intestino. Esta fermentación produce gases y ácidos, que pueden provocar dolor abdominal y calambres.

La sensación de hinchazón se debe a la presencia de gas y agua en el colon.

Flatulencias

La fermentación de la lactosa en el colon aumenta la producción de diferentes tipos de gas. De hecho, en aquellos que son intolerantes a la lactosa, aumenta el riesgo de sufrir de flatulencias. Los gases producidos a partir de la lactosa fermentada no tienen olor. El olor proviene solo de proteínas, no de carbohidratos.

Estreñimiento o diarrea

Aunque son lo opuesto al otro, ambos son signos de intolerancia a la lactosa.

La diarrea es causada por el aumento de la cantidad de agua en el colon, que en consecuencia aumenta el fluido en las heces.

El estreñimiento es más raro. Ocurre porque la fermentación crea metano en el colon, lo que ralentiza el paso de los alimentos en el intestino.

Otros síntomas

Además de los síntomas principales, puede haber muchos otros, como dolor de cabeza, fatiga , falta de concentración, dolor en los músculos y las articulaciones, aftas, problemas para orinar y eczema.

¿Cómo consumir lácteos evitando las molestias digestivas?

Lo que toleramos peor son cantidades altas tras una comida, más de 12 gramos de lactosa, lo que equivale a un vaso entero de leche. Hemos de pensar que el intolerante a la lactosa, tolera una cierta cantidad por lo que una forma de disminuir los síntomas es repartir el consumo de lactosa durante el día y reducir la ración a un tamaño que toleremos.

Los lácteos no fermentados contienen más cantidad de lactosa y por esto su consumo ha de ser menor. Contienen lactosa las leches de mamíferos, como vaca, cabra, oveja, entre otras. La leche en polvo, evaporada, condensada o concentrada, contienen más lactosa.

Uno de los avances más positivos de la tecnología alimentaria es la fabricación de leche sin lactosa.

La leche sin lactosa

¿Puede tomar un intolerante a la lactosa un vaso entero de leche sin lactosa ? La respuesta es sí.

¿Tendrá síntomas negativos, dolor abdominal, acidez? No.

¿Porque puedo estar seguro de esto? Porque la lactosa ya no está presente en la leche, está desdoblada en sus dos azúcares simples: la galactosa y la glucosa. Estos azúcares le dan a la leche sin lactosa un ligero sabor dulce.

¿Cuales son los beneficios de la leche sin lactosa?. Nos permite un consumo regular de leche para garantizar un buen estado nutricional y un buen aporte de calcio en nuestra dieta. Elimina los síntomas asociados al consumo de leche en las personas que no toleran bien la lactosa.