Suplemento vitamínico – ¿Vale la pena?

Los beneficios de los suplementos vitamínicos

Hacer dietas a menudo puede resultar en deficiencias nutricionales que apenas imaginamos. Cambiar la alimentación puede causar estragos en nuestro organismo, así que es fundamental que prestemos atención a las necesidades de cada cuerpo.

Mientras tanto, la industria de los suplementos viene invirtiendo cada vez más en productos para contribuir al buen funcionamiento de nuestro cuerpo, y es exactamente por eso que el uso de un suplemento vitamínico debe ser analizado y reconocido como una herramienta para mantener su cuerpo nutrido y resistente a las adversidades externas.

La deficiencia de vitaminas y minerales puede dar lugar a reacciones en su cuerpo como control, estrés y cambios de humor. A partir de ahora podrás entender mejor cómo el suplemento vitamínico puede contribuir a tu alimentación para evitar y recuperar tu cuerpo de deficiencias de vitaminas y nutrientes fundamentales para la salud.

¿Qué es un suplemento vitamínico?

Un suplemento vitamínico puede prometer diversos beneficios, como mejorar el rendimiento de las actividades físicas, combatir el estrés e incluso reducir su peso. Pero no creas que esos suplementos son milagrosos en el sentido de que realmente no necesitas alimentarte bien y simplemente tomar una píldora diaria.

La adición no debe ser la herramienta principal en una dieta. El suplemento vitamínico debe utilizarse para subsanar pequeñas deficiencias nutricionales. No pueden reemplazar comidas y mucho menos reemplazar cualquier comida que esté incluida en su plan de alimentos.

Siempre es recomendable obtener los nutrientes directamente de los alimentos, por lo que el suplemento debe ser un aliado, no el principal responsable de su nutrición. Las vitaminas y minerales contenidos en los suplementos vitamínicos pueden contribuir a las deficiencias y condiciones crónicas.

Beneficios de los suplementos vitamínicos

Varios estudios han demostrado los beneficios para la salud obtenidos por el consumo de suplementos vitamínicos. Universidades de los Estados Unidos han realizado investigaciones para comprobar el aumento de la densidad ósea e incluso la reducción de fracturas en mujeres postmenopáusicas que han tomado suplementos de calcio y Vitamina D.

La mayoría de niños y adultos no tienen suficiente calcio, potasio y Vitamina D en la dieta para una buena salud. Es fundamental que la gente busque alimentos ricos en estos nutrientes, como verduras, lácteos, carnes e incluso frutas. La nutrición debe basarse en la alimentación y los suplementos vitamínicos deben reconocerse únicamente como auxiliadores.

También hay que recordar que en muchos casos, el suplemento vitamínico no ofrece el 100% de las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita diariamente. En el caso del calcio, por ejemplo, el suplemento suele tener alrededor del 25% de la necesidad diaria de calcio. Lo que significa que aún necesitas una buena comida para recibir el resto. El suplemento vitamínico puede ayudar a suministrar estos nutrientes en caso de deficiencia.

La pregunta que no quiere callar es: ¿Vale la pena tomar un suplemento vitamínico? Podemos considerarlo, pero sólo como un suministro “extra” a su organismo. Las principales fuentes de vitaminas deben ser los alimentos naturales que deben estar siempre presentes en sus comidas. La suplementación puede valer la pena como un adicional, pero es importante que usted entender que si se compara su eficacia con la nutrición ofrecida por los alimentos, los suplementos no serán los principales responsables por el equilibrio de su organismo, de pronto, le toca a usted decidir si vale la pena la inversión o no.

Practicidad

El argumento principal de muchos consumidores y profesionales sanitarios a favor de un suplemento vitamínico diario es que es muy difícil tener una alimentación tan diversificada y bien dosificada para garantizar la necesidad diaria de todas las vitaminas y minerales. En la práctica, incluso las personas que no comen muchas frituras y dulces y tienen una dieta saludable tienen dificultades para diversificar los alimentos hasta el punto de garantizar sus necesidades.

Nutrientes naturales

Diversos estudios han sido realizados con suplementos vitamínicos y los resultados confirmaron que la mejor manera de mantener nuestro cuerpo rico en vitaminas y nutrientes saludables es a través de una dieta llena de alimentos funcionales y saludables para nuestro organismo. Abajo podrás reconocer los alimentos que mejor contribuirán a que tu cuerpo se mantenga nutrido.

  • Comer muchas frutas y verduras.
  • Alimentos ricos en almidón, como el pan, el arroz, las masas y las patatas garantizan la energía para las actividades diarias.
  • Algunas carnes, huevos y alubias y otras fuentes de proteínas.
  • Los alimentos y bebidas ricos en grasas o azúcar deben consumirse de forma limitada.
  • La vitamina D es una excepción. Una pequeña cantidad se obtiene mediante dieta, pero la mayor parte de esta vitamina se obtiene en la exposición a la luz solar.

¿Quién necesita suplementos vitamínicos?

Debemos reconocer que hay casos particulares en los que las personas pueden obtener una mejor calidad de vida a través de la suplementación de vitaminas, para que así las deficiencias sean controladas y que estas puedan sentirse cerca de estar completamente alimentadas y más seguras para reaccionar de forma positiva a las adversidades externas.

Ahora conocerás algunos casos de personas que pueden obtener beneficios con el consumo temporal de un suplemento vitamínico.

El suplemento de vitamina D puede ser muy eficaz en mujeres en periodo de lactancia y gestantes.

  1. Se recomienda que las mujeres que estén intentando quedarse embarazadas y que estén gestantes hasta la semana 12 tomen suplementos de ácido fólico, ya que se considera que esto reduce la posibilidad de que su hijo nazca con deficiencias en el tubo neural, como la espina bífida.
  2. Ancianos de 65 años o más deben tomar suplementos de vitamina D.
  3. Las personas con piel oscura y las que no están expuestas al sol durante mucho tiempo pueden beneficiarse del consumo de suplementos de vitamina D.
  4. Los niños de seis meses a cinco años pueden tomar suplementos que contengan vitaminas A, C y D.

Indicación médica

El consumo de un suplemento vitamínico con orientación médica es el ideal, ya que podría determinar mejor tus necesidades en función de sus deficiencias particulares. Conviene señalar que la orientación médica no debe buscarse sólo para el comienzo de la suplementación, sino al contrario, debes regresar al médico para evaluar las reacciones según el tiempo.

Alimentación equilibrada

Ya se ha dicho que el suplemento vitamínico no es el único responsable de que su cuerpo obtenga vitaminas y nutrientes. Una alimentación sana y equilibrada es la fuente principal para que usted suministre las sustancias indispensables para el buen desarrollo de su cuerpo. De este modo, antes de iniciar el consumo de suplementos, procure tener en cuenta los beneficios que una alimentación rica en alimentos sanos puede ofrecer a su salud.

Hábitos saludables

La salud requiere hábitos saludables, eso parece obvio, pero insertar estos hábitos en nuestra rutina diaria puede ser una tarea un poco difícil. Es fundamental que reserves al menos 30 minutos de tu día para practicar ejercicio físico. Pueden contribuir a la síntesis de diversos nutrientes, principalmente beneficiando a sus articulaciones.

Su cuerpo podrá reaccionar mejor mediante la práctica de actividades físicas, unidas a la alimentación adecuada, que redundarán en beneficio de su sistema inmunológico comportarse de forma positiva ante las diversas influencias que podrían perjudicar a su cuerpo en caso de deficiencias.