Suplementos: ¿vale la pena consumir colágeno?

Suplementos de colágeno en polvo

El colágeno es una proteína que se puede encontrar en algunos alimentos y también como suplementos alimenticios y se ha hecho conocido entre muchos atletas por su papel en tendones y cartílago. Siendo más específico, el colágeno forma el tejido conjuntivo de los tendones, expuestos constantemente a lesiones cuando practicamos deportes de alto impacto, como una carrera.

Pero mientras nuestro cuerpo es responsable de la producción de colágeno, a lo largo de los años vamos perdiendo esa proteína. La producción endógena de colágeno disminuye aproximadamente un 1% al año. Además, hay otros factores que aceleran este proceso, como los cambios hormonales que afectan principalmente a la producción de proteínas en las mujeres. También otros como el consumo de alcohol, drogas, el exceso de azúcares, la exposición al sol, dietas con restricción alimentaria y la deshidratación.

¿Vale la pena tomar suplementos de colágeno?

Para mitigar esta pérdida, en el mercado hay productos que complementan esta proteína con el colágeno hidrolizado. Que es un polvo que se diluye en agua y estimula la producción de colágeno en el organismo.

Según expertos, aunque los suplementos no tienen efectos secundarios, la ingestión de grandes cantidades no tiene efecto, ya que la producción del organismo es limitada.

En estos casos, antes de complementar, también vale la pena invertir en alimentos ricos en colágeno, como carne, pollo, pescado y legumbres, especialmente las lentejas. Cuando consumimos esos alimentos, nuestro cuerpo los reduce en aminoácidos menores y luego los convierte en colágeno para usarlo en la reparación del tejido dañado.

Otro detalle muy importante: no debemos olvidar las vitaminas. Para que el cuerpo pueda degradar y sintetizar el colágeno necesario, las vitaminas son esenciales, especialmente la vitamina C y otros aminoácidos, como la lisina y la prolina.

Conclusión

Entonces, para los atletas que están en período de entrenamiento intensivo o lesionados, el consumo de colágeno puede ayudar, ya sea en forma de alimentos o suplementos; pero siempre en la medida correcta, sin exagerar.