Tipos de tés para bajar de peso

Infusiones para adelgazar

Los diferentes tipos de tés para bajar de peso pueden ser bebidos como parte de la dieta o ayudarnos a aliviar algún trastorno digestivo o problema de salud. 

Tanto el té rojo, como el verde y el negro se han puesto muy de moda en los últimos tiempos como una ayuda para bajar de peso. Las propiedades y múltiples beneficios de estos tés chinos, de origen milenario, han sido redescubiertas no hace demasiado tiempo, y se han incorporado de manera natural a la dieta occidental.

Diferentes infusiones para bajar de peso

Debemos aclarar que todos los tipos de tés provinene de la misma planta, la Camellia Sinensis. Lo que los diferencia es el procesamiento a que son sometidos.

1. El té rojo o pu-erh

El té rojo tiene una característica poco habitual: debe someterse a un proceso de “envejecimiento” (similar al añejamiento de los vinos), de entre 2 y 60 años antes de ser usado, y se recolectan sólo las hojas de árboles añosos. Esto permite que las hojas fermenten y brinden, al prepararlo, todos sus beneficios.

El té rojo contiene muy poca cafeína, y es un potente quemador de calorías lo cual ayuda a bajar de peso. Además disminuye el colesterol, ayuda a digerir los alimentos grasos, estimula el metabolismo, y tiene poder desintoxicante.

2. Té verde y té negro

Si queremos tomar verdadero té rojo, deberíamos comprarlo en tiendas especializadas, ya que el que se vende habitualmente en Occidente no es el verdadero té rojo de China, que proviene, como dijimos, de la planta Camellia Sinensis, sino que proviene de un arbusto sudafricano llamado rooibos.

El té rojo de Occidente puede ser, también, verdadero té de Camellia Sinensis, pero con poca fermentación. El té negro tiene una mayor fermentación y por eso sus hojas adquieren un tono más oscuro. Como consecuencia de esta fermentación se concentran los niveles de cafeína, mayores que en el té rojo pero igualmente puede ser usando en dietas para bajar de peso.

Entre sus propiedades podemos mencionar el ser antioxidante, astringente (ideal para diarrea o problemas gástricos) y diurético, y mejorar la circulación.

3. Infusión de Hinojo

Las propiedades antiinflamatorias y digestivas de la infusión de hinojo son ideales para perder peso. Sus cualidades reducen la inflamación de la zona abdominal, y ayudan con la digestión.

4. Té de canela

La canela es una especia aromática que ayuda a optimizar los procesos metabólicos y la transformación del azúcar en energía. Su consumo aumenta la pérdida de grasa y también evita altos picos de azúcar en la sangre.

5. Infusión de flores de jamaica

La infusión de flores de Jamaica es muy popular entre las personas que intentan perder su exceso de peso, esto debido a que aumenta la tasa metabólica y elimina los líquidos y toxinas retenidas en los tejidos.

Sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias reducen la acumulación de depósitos de grasa en el cuerpo y previenen la aparición de problemas cardiovasculares.

6. Infusión de pomelo

La infusión de toronja o pomelo es una bebida relajante y antiinflamatoria que puede ayudar a eliminar toxinas y mejorar la función hepática.  Su bajo contenido calórico, además de sus propiedades antioxidantes y sus fibras, mejora la actividad del metabolismo y prolonga la sensación de estar lleno.

7. Té verde para perder peso

El té verde es el que tiene menos procesamiento y el más recomendado para bajar de peso. Las hojas son sometidas a secado inmediatamente después de su recolección. Es altamente estimulante y ayuda a combatir la fatiga; mejora la circulación, es diurético, favorece la absorción de vitamina C y reduce el colesterol.

Si no te gusta tomar té, pero quieres beneficiarte de sus propiedades, puedes incluir sus hojas como parte de las recetas en las que puedes usar estas variedades de tés, para aprovechar sus beneficios.

Bebidas para limitar

Las bebidas que están cargadas con azúcar son la peor opción; contienen muchas calorías y prácticamente ningún otro nutriente. El consumo de bebidas con alto contenido de azúcar puede llevar a un aumento de peso y un mayor riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y gota, entre otros padecimientos

La lata promedio de refrescos endulzados con azúcar o ponche de frutas proporciona aproximadamente 150 calorías. Si tomaras solo una lata de un refresco endulzado con azúcar todos los días y no redujeras las calorías en otros lugares, podrías aumentar hasta 5 libras en un año.

  1. Reducir el consumo de bebidas azucaradas puede ayudarte a controlar tu peso y disminuir el riesgo de diabetes tipo 2.
  2. Las bebidas deportivas están diseñadas para dar a los atletas carbohidratos, electrolitos y líquidos durante los entrenamientos de alta intensidad que duran una hora o más. Para otras personas, son solo otra fuente de azúcar y calorías.
  3. Las bebidas energéticas tienen tanto azúcar como las gaseosas, suficiente cafeína para aumentar la presión arterial y aditivos cuyos efectos a largo plazo para la salud son desconocidos. Por estas razones es mejor evitar las bebidas energéticas.