Dietas Nutrición

¿Tus hormonas te hacen engordar? La resistencia a la insulina podría ser la causante

Si estás luchando para perder peso a pesar de seguir un régimen de salud y condición física según los libros de texto, es posible que haya una razón clínica que aún no hayas considerado y la cual no permite que tu peso baje.

el sobrepeso y la resistencia a la insulina

De hecho, según la dietista australiana Susie Burrell, existe un problema hormonal sorprendentemente común que puede explicar por qué algunas personas tienen tanta dificultad para perder peso: resistencia a la insulina.

Con el tiempo, los altos niveles de insulina en el torrente sanguíneo pueden causar resistencia a la insulina, lo que puede explicar por qué parece que no puedes perder peso sin importar qué comas o cuánto ejercicio haga“, señala la nutricionista.

La resistencia a la insulina es una condición clínica en la cual la insulina, la hormona secretada por el páncreas para controlar los niveles de glucosa en la sangre en el cuerpo, ya no está funcionando tan eficientemente como debería.

Puedes Leer:   15 mejores consejos para hacer dieta

Con el tiempo, numerosos factores, incluyendo una dieta alta en carbohidratos procesados, un estilo de vida inactivo y la genética pueden hacer que la insulina se vuelva menos eficiente en el procesamiento de la glucosa que consumimos en carbohidratos, como cereal, pan y fruta.

Cuando la insulina no está funcionando correctamente, el cuerpo se ve obligado a producir más y más insulina para procesar la misma cantidad de glucosa que consumimos en los alimentos para alimentar los músculos y el cerebro

Consejos para mejorar la resistencia a la insulina

  • Comer porciones más pequeñas, estar más activo físicamente y comer menos alimentos con alto contenido energético (alimentos adicionales) puede ayudar a reducir el peso.
  • Incluye 30 minutos de actividad física la mayoría de los días de la semana.
  • Come al menos cinco porciones de vegetales y dos frutas cada día.
  • Come alimentos integrales todos los días, como cereales de desayuno con alto contenido de fibra, pan integral, avena, cebada y trigo partido.
  • Disfruta de las legumbres (guisantes secos, frijoles y lentejas) regularmente.
  • Incluye alimentos con bajo índice glucémico (GI). Los alimentos con un IG bajo pueden ayudar al disminuir la velocidad de absorción de la glucosa en el torrente sanguíneo, por lo que no se necesita tanta insulina.
  •  Reduce la cantidad de grasas saturadas en tu dieta. Limita las tortas y galletas comerciales, los alimentos fritos para llevar, la mantequilla, la manteca de cerdo, la crema y elimina la grasa visible de la carne.
Comentarios

Puedes Leer:   Dietas para el crecimiento de los niños